EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149725
Televisión 17 de Agosto de 2018

Rodrigo de la Serna ahora es ‘El Lobista’

El usuario es:

Foto: Cortesía Turner

La producción alude a la ambición, dinero, juego de poner y tráfico de influencias.

Redacción

Ambición es una de las palabras que describen a Matías Franco —personaje que interpreta Rodrigo de la Serna en la serie El Lobista—, un “gestor de intereses” en favor de particulares, corporaciones y empresas. Su trabajo consiste en interceder, influir y presionar a sus numerosos contactos en el poder con el fin de concretar negocios rentables y lucrativos para sus clientes.
 
En la búsqueda por el “negocio de su vida”, Matías se relacionará con el pastor Elián Ospina, líder de la Iglesia de la Sagrada Revelación, un oscuro personaje que usará las influencias del lobista para lavar su fortuna. Franco solo encontrará sosiego cuando conozca a Lourdes Inzillo, una fotógrafa que, con una mirada del mundo totalmente opuesta a la suya, irá poniendo en duda toda su vida.
 
Los colombianos podrán entretenerse desde mañana a las 10 p.m. en TNT Series con los pormenores en los que se ve envuelto Matías Franco en El Lobista; una serie que alude a la  ambición, dinero, juego de poder y tráfico de influencias.
 
“La debilidad de este personaje es su parte humana, que está muy oculta”, dijo Rodrigo, que piensa que los lobistas son personajes que se mueven entre las sombras del poder para así conseguir sus objetivos.
 
“Hago un intento como profesional de no tomar como referente a otras series y actores para que no influyan en mi interpretación. Me pongo a observar algunos operadores lobistas de poca monta que hay por mi barrio o en la calle. Mi ojo artístico y mi escucha está ahí siempre”, agregó el actor reconocido por su papel de Alberto Granado, amigo de Ernesto ‘el Che’ Guevara en el film Diarios de motocicleta.
 
También afirmó que este no es un programa de denuncia sino de ficción, aunque “de alguna manera cuestiona el concepto de democracia que es tan decadente en muchos países. El hecho de cómo una persona puede con ambición influir tanto no deja de acercarse a situaciones actuales”.
 
Sobre este nuevo reto actoral Rodrigo contó que los papeles como el de Matías son “muy suculentos” para un actor porque se vuelven desafíos al tener impunidad absoluta, desprecio por lo sagrado y ambición desmedida.
 
“Busco en un personaje diversidad, la posibilidad de sondear la humanidad, aproximarme a la moral, espiritualidad y psicología. Todo lo que uno puede aprender con cada rol es lo que me divierte y emociona de la actuación y por supuesto, no deja de sorprenderme y maravillarme”, explicó.
 
La producción contará con la participación actoral de Leticia Brédice, Darío Grandinetti, Julieta Nair Calvo, Alberto Ajaka y Luis Machín. La dirección es de Daniel Barone y el guion de Patricio Vega.
 
Leticia Brédice, Darío Grandinetti y Julieta Nair Calvo, hacen parte del elenco.
 
 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas