EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/129089
Sexualidad 01 de Noviembre de 2013

Mitos, tips y errores del sexo bajo el agua

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Compartir:

Es una de las grandes fantasías para muchos, sea en el mar, en un jacuzzi, en una piscina, en la ducha, o hasta bajo la lluvia. pero no hay que olvidar que existen ciertos parámetros para tener en cuenta, y vivir el mejor momento íntimo en pareja, al máximo.

Tener relaciones sexuales bajo el agua es una de las fantasías más fascinantes para algunas personas, y gracias al imaginario erótico del cine porno o las novelas con contenidos sexuales, se ha vuelto cada vez más común en las parejas que buscan salir de la rutina.

Y no es imposible, es un acto totalmente accesible y real. Además de ser relajante, excitante y lleno de adrenalina. Lo único es que se recomienda tener ciertos cuidados, o simplemente no creer en mitos como el de “hacerlo bajo el agua evita quedar embarazada”, entre otras creencias populares. Es por ello que en esta oportunidad, revista Sí te cuenta que debes tener presente ciertos factores como la lubricación y el lugar donde se va a llevar a cabo la relación sexual. Aunque bueno, las cosas simplemente se dan y no hay mucho que planear.

Pero no está de más saber que tener sexo en una piscina, es diferente que hacerlo en un jacuzzi o en el agua salada del mar. Cada espacio tiene circunstancias diversas. En el jacuzzi debes tener cuidado de no resbalarte en algún tipo de posición arriesgada, por ejemplo. Si se trata del mar, recuerda que el agua salada puede remover un poco el lubricante natural del cuerpo de la mujer.

Y, si se tiene sexo en una piscina, deben recordar que el agua tiene cloro y puede afectar la flora vaginal de la mujer.

«Que el agua de mar, río, piscina o de jacuzzi, tiene la capacidad de evitar las enfermedades de transmisión sexual, es todo un mito»

¿Sexo oral?: Esta práctica puede hacer que la persona trague un poco de agua, si no tiene el respectivo cuidado. Y, además, tenga que tragar también la arena que esté en los genitales, en el caso del agua de mar. Si se desea tener relaciones en una piscina, y practicar el sexo oral,es necesario que una de las dos partes salga de la piscina y se siente en el borde de ella, para que la pareja le practique el famoso ‘cunnilingus’ desde el interior de la piscina.  Lo recomendable sería realizar esta práctica antes de ingresar al agua, para la posterior penetración.

La ventaja de la piscina: Si la pareja suele hacer diferentes posiciones del Kamasutra en sus relaciones sexuales convencionales, hacerlo en una piscina es una excelente opción, ya que esta, a través de sus paredes, otorga una base a los amantes para que se puedan apoyar y acomodar como lo deseen. A diferencia del mar, donde solo van a encontrar agua y suelo, y si no se tiene un flotador al lado, o alguna superficie flotante, por ejemplo, no van a tener donde sostenerse y por ende, serán escasas las posibilidades de cambiar de posición.

Una buena lubricación: El agua puede remover algo del lubricante natural del cuerpo femenino, por lo que se recomienda buscar un lubricante especial que sea resistente al agua, para una relación placentera. Incluso, algunos de ellos, ofrecen un efecto de calor para mayor sensibilidad en la penetración tanto para el hombre, como para la mujer. También hay que tener en cuenta que el agua puede remover el lubricante que traen los condones en su base, para facilitar el coito, por lo que la opción de recurrir a uno extra no está de más.

Haz que el momento sea especial: si bien tener sexo en el agua es una fantasía al cien por ciento, crea entonces  el escenario para que el momento sea realmente inolvidable. No olvides que el uso de espumas, pétalos de rosas y flores, y diversos tipos de lociones realizadas especialmente para ese tipo de casos, pueden ser tus mejores aliados. No está de más mencionar las velas y la copa de vino. A veces darle el toque clásico a ese espacio, funciona. Si se trata de sexo bajo la lluvia, es un evento que también puede tener sus valores agregados. ¡Usa la creatividad!

Cuidado con los movimientos: La correcta postura del preservativo es vital para las relaciones sexuales bajo el agua. Además, el tipo de posiciones y movimientos que se realicen bajo el agua, pueden hacer que el condón se corra un poco —teniendo en cuenta que puede entrar agua en la vagina—. Asimismo el hombre no debe olvidar retirar el preservativo inmediatamente termina la relación, para evitar que el pene pierda la erección y quede flácido, corriendo el riesgo de quedarse el condón dentro de la vagina, con todo y fluido seminal.

Evita las infecciones: Es preciso revisar el tipo de agua en que se va a tener relaciones. Si el agua está muy sucia o tiene mezcla de jabones, con cloro viejo y otros productos, se corre el riesgo de que la piel padezca irritaciones. En el caso del área vaginal, puede que la presencia de microorganismos existentes en el agua en mal estado, afecten dicha zona. Pero si la relación íntima se va a dar en un jacuzzi, donde usualmente el agua se llena antes del encuentro, es un poco más seguro, porque es agua limpia y literalmente ‘nueva’.

Por Deborah Lee Foxy 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA