EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/140166
Rumba 21 de Noviembre de 2016

El hip hop y su Batalla de Gallos

El usuario es:
Foto: Favio Piva y Enrique Castro, para Red Bull

EL evento de hip hop reunió en Lima a los 16 mejores ‘gallos’ del ‘freestyle’ en Iberoamérica. Revista Sí estuvo presente para conocer más sobre la cultura del rap en español.

Alejandro Rosales mantilla, Enviado especial en Lima.
Compartir:
Rimas e improvisación a ritmo de hip hop fueron los protagonistas en la Batalla de los Gallos, en su última edición. Y cómo no empezar este texto en rima, cuando 16 de los mejores exponentes del género en Iberoamérica lo dejaron todo en la tarima.
 
El evento, patrocinado por Red Bull, coronó como nuevo ‘rey de los gallos’ a  Skone (José Miguel Manzano Bazalo), un joven nacido en Málaga, España, que tuvo que enfrentarse en rondas eliminatorias a tres de los mejores MCs (maestros de ceremonias o raperos), incluidos el último campeón mundial, Arkano (Guillermo Rodríguez), y Jota (Juan José Leyva), el favorito del público por su  localía.  Todo esto ante 24.000 personas que colmaron La Explanada de la Costa Verde, en San Miguel, en Lima (Perú).
 
“Vaya frase que he soltao, aunque no me lo griten tío, sabes que te dejo ahogao, no pasa nada, mi rima es distinta y yo soy el cuchillo guerrero de los incas”, dijo en un aparte el gallo campeón en la última batalla. Sin embargo, Jota, el que terminó en segundo puesto, hizo más difícil la decisión de los cuatro jueces presentes por la calidad de sus improvisaciones. “No sería tuya, dice este farsante, cuando sabes que tu actitud es arrogante, vienes desde España con actitud de gobernante, nadie se lleva el oro si yo estoy adelante”.
 
 
Arkano, o Guillermo Rodríguez ganó en 2015 y tiene el récord mundial de ‘freestyle’ al rapear 24 horas seguidas.
 
 
El contenido de las rimas. Es innegable que en la mayoría de batallas o confrontaciones los insultos entre los participantes son el común denominador; sin embargo, eso quedaba en la tarima y detrás del escenario todos se trataban “como hermanos, familia”. Así lo expresó Arkano, campeón de la Batalla en 2015 y quien ostenta el récord mundial al durar 24 horas seguidas rapeando. 
 
“Esto es hip hop, es un arte, hay inspiración y también buscamos influenciar el cambio social”, dijo Arkano, refiriéndose también al contenido político y de protesta contra el sistema de muchas de las composiciones. 
 
En el mismo sentido opinó la cuota colombiana en el evento, Valles T o Juan Camilo Ballesteros, que quedó eliminado en la segunda ronda del evento al enfrentarse a Jota. El caleño  afirmó que uno de “los pilares fundamentales para el éxito de cualquier MC en el mundo” se sustenta en la lectura y el conocimiento en general de la realidad del planeta  o, por lo menos, de lo que ocurre en su región.
 
“Yo creo que desde el hip hop es muy importante tener un pensamiento imparcial, pero siempre crítico. Todos somos iguales y es bueno que se acabe la inequidad de nuestras sociedades, que todos tengamos el mismo valor, a eso también le cantamos”, expresó Valles T antes de subirse a la tarima, en la que le arrancó fuertes aplausos al público cuando se refirió a temáticas sensibles para los peruanos como el expresidente Alan García o el grupo guerrillero Sendero Luminoso.
 
Las elecciones en los Estados Unidos, el cambio climático, la paz en Colombia, Donald Trump y la pérdida de la costa  boliviana fueron otros de los vainazos políticos que con rap sonaron en plena Batalla de los Gallos. “El hip hop no tiene fronteras ni muros, esos los ponen los políticos, esto es real”, le gritó al público ‘Misionero’, uno de los maestros de ceremonia del evento.
 
Las reglas. Cada Batalla de gallos se realiza en tres rounds, por así decirlo. En el primero los dos contrincantes comienzan a improvisar en 60 segundos con el ritmo musical que el Dj les programe sin previo aviso. Ademas, esa improvisación, en la que se debe ‘matar’ con las rimas al otro gallo, deben hacerse con base en las imágenes de objetos que aparecen en una pantalla. En el segundo round las rimas se concentran en cuatro palabras claves  y que también son escogidas al azar. Esto le da un tiempo de 60 segundos a cada uno. En el tercer y definitivo encuentro los raperos improvisan en 120 segundos sobre una misma temática. De darse un empate por los cuatro jueces van a una “réplica” que define al gallo ganador. 
 
Agradecimientos Red Bull.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA