EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/134999
Paseo 04 de Septiembre de 2015

Descubre el paraíso de La Guajira

El usuario es:

Foto: Archivo particular, History Travelers y Alcides Escobar

Sara Hernández C.

En todo el departamento hay miles de rancherías como Wouya, El Dividivi, El Manantial, Shipia Wayuu, Anaralito, Sain Wayuu, Loma Fresca, y Maku. Estos son espacios para encontrarse con la identidad indígena real.

Al mirar los ojos de un pequeño indígena wayuu detectas alegría y tristeza al mismo tiempo. Es, quizás, la única forma de asimilar las precarias condiciones en las que vive, pero no por ello deja de soñar y correr descalzo por la arena de su ranchería.

Atendiendo esta preocupación, que viven no solo los niños sino la mayoría de la etnia wayuu, entidades como History Travelers buscan desarrollar turismo etnográfico en estas comunidades a través de una guía programas que incluyen visitas a estos espacios.

“Nosotros somos una empresa un poco diferente, después de indagar en las necesidades de cada comunidad realizamos distintas actividades turísticas por medio de trabajo social con los indígenas, a través de proyectos sostenibles”, explica Paola Forero, gerente de la compañía.

En La Guajira hay muchas entidades que ofrecen recorridos por las parcelas de las comunidades y algunas retribuyen esto con diversas actividades en las zonas visitadas. Otras no hacen nada.

“La finalidad de estos recorridos es que la gente venga a conocer nuestra cultura, ese es uno de los propósitos”, comenta Graciela Padilla, guía turística con varios años de experiencia.

Lo curioso es toparse, por ejemplo, con el baile de la yonna, realizado por los indígenas para, según ellos, la cura de enfermedades y protegerse de diversos males asociados a su tradición. Esto, les enseña a los visitantes cómo interpretan su universo.

Las mujeres de este clan enseñan a los turistas a tejer manillas, mochilas y hasta hacer muñecos de barro. Esta, sin duda, es una oportunidad para empaparse con rasgos de esta cultura.

Pintar figuras en el rostro de los transeúntes que rinden alegoría a los apellidos de los distintos clanes es muy común. Sus relatos, además, son una oportunidad única para que los visitantes se concentren en todo el legado que narran estas historias.

Para Franklin Peñalver, secretario de Cultura de La Guajira, esta es una oportunidad para afianzar y dar a conocer la identidad de la región, conocer de dónde proviene y todo lo que rodea el mundo de los wayuu. Turismo con sentido social, un paseo que vale la pena vivir.

En los planes turísticos se ofrece una carta de alternativas culinarias a los visitantes. Por ello, deleitarse con un suculento pargo frito y arroz con camarones y patacones, otro de los platos típicos de la región, es una buena opción para degustar el paladar. El plato, si lo prefiere, puede acompañarlo con ensalada fresca. También podrá encontrar, entre las distintas ofertas, cócteles de camarón, pollo en salsa, arroz con coco y muchas delicias más. 

Qué: pargo frito y arroz con camarones.
Cuánto: Entre 15 mil y 18 mil pesos.


Los indígenas wayuu enseñan a los visitantes a realizar muñecas de barro.


Una vista magnífica del atardecer guajiro se aprecia en la ranchería el Dividivi.

Qué son: Los recorridos que plantean diversas corporaciones de turismo de La Guajira comprenden planes con visitas a rancherías del departamento. Esta es una oportunidad para empaparse de la cultura, tradiciones, costumbres y gastronomía de la etnia wayuu que no deja de lado sus costumbres, a pesar de sus altos índices de pobreza. Estos paseos también son ideales para admirar la geografía de esta parte de Colombia. 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de Paseo Más de revistas