EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/133648
Música 10 de Abril de 2015

“Quiero llevar la batuta del vallenato femenino”

El usuario es:

Foto: Archivo particular

«Lo más grande que hasta el momento me ha sucedido fue haberle cantado el último cumpleaños a Diomedes Díaz».

Lina Orozco Montesino

La propuesta musical de Karen Lizarazo busca rescatar las letras y los sonidos armónicos propios de la música de acordeón.

“Algún día quiero ser así, una artista que si está cantando un tema alegre pueda transmitir esa emoción, que la gente se sienta feliz; y que si está interpretando una canción triste, pueda meterse en el alma de las personas”.

Este fue el pensamiento de Karen Lizarazo cuando, a sus escasos 15 años, vio por primera vez en tarima al desaparecido cantautor Kaleth Morales. Fue en Aguachica, Cesar, su tierra natal, en un concierto cuya entrada costó 2 mil pesos, según relata la joven en entrevista con revista SÍ.

Karen canta desde los 9 años y es dueña de una voz potente y versátil. Comenzó a hacerlo gracias a su abuela paterna, Aurora Piedrahita de Lizarazo, una antioqueña criada entre rancheras, tangos y boleros, los mismos géneros que inculcó en su nieta.

Pero el episodio con Kaleth Morales fue el que, en sus palabras, le partió la vida en dos y marcó el inicio de su carrera musical.

“Yo siempre cantaba vallenato, de Diomedes, por ejemplo, pero no con la pasión que lo hago ahora, porque el día que yo vi a ese personaje (Kaleth) quedé totalmente impresionada”, manifiesta Karen, al tiempo que recalca que lo le impresionó no fue tanto su voz, sino la forma cómo interpretaba sus composiciones, su carisma, el ‘ángel’ transmitía notaba en su rostro cuando entonaba y la forma de ver a su grupo, no como los músicos, sino como una familia.

Al año siguiente Karen terminaba el bachillerato y debía decidir cómo encaminaría su vida. Aunque le aseguró a su padre que su hobby era la música y su pasión, el derecho —carrera que estudió en Bogotá y de la que egresó con honores—, en su interior sabía que los roles estaban invertidos: su pasión era y continúa siendo la música y el derecho es realmente su hobby.

Actualmente, Karen está radicada en Barranquilla junto con su banda. Aunque tiene claro que “el vallenato es un género machista”, está convencida de lo que puede lograr en la música del acordeón. “Me gustaría dejar muy alto el nombre de la mujer en el vallenato. Quiero llevar la batuta del vallenato femenino”, asevera. Ella resalta que su gran responsabilidad es rescatar el vallenato nativo, sus sonidos armónicos y sus letras profundas.

El sencillo 'Me enloqueces'

Tras alcanzar reconocimiento en varias zonas del país con la canción Dime, Karen promociona por estos días el sencillo Me enloqueces, autoría de Deivis Montero, que ya está sonando en las principales emisoras nacionales.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas