EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/81615
Música 13 de Septiembre de 2012

Los artistas detrás del escenario

El usuario es:

Compartir:

La vida del artista no es solo llegar a un escenario, cantar su repertorio y contagiar al público con su música. Probablemente esa es la parte fundamental y obvia. Esa es la cara de la moneda que conocen todos, o casi todos. Detrás del escenario hay otra. Pero más allá de la vitrina en la que se convierten cada vez que se suben a un escenario hay un mundo real, de vicisitudes, papeleos, compromisos y hasta contratiempos que deben superar antes de estar frente al público.

Revista SÍ indagó a cuatro intérpretes: dos de vallenatos, uno de música folclórica y un dúo de música urbana. Ellos son Iván Villazón, Michel Torres, Checo Acosta y Dragón & Caballero.

Son colegas, pero sus vidas están distantes así como sus realidades. Unos tienen más de 20 años de carrera, otros apenas comienzan, pero todos viven las mismas experiencias que incluye lanzar CD, promocionar y mantenerse vigentes en el mercado musical. Es toda una logística que requiere de personal, dinero y disposición de tiempo.

Una familia unida por la música. Para Checo Acosta es gratificante tener más de 100 presentaciones al año. No solo lo es por los ingresos que representan, sino por la responsabilidad, tanto personal como moral, que tiene con su familia y con la de su grupo de músicos, su otra familia, como él mismo dice.

“Son 25 personas, que son los 19 artistas de tarima, como llamo a mis músicos, las cuatro bailarinas, mi mánager y yo. También están los tres utileros o auxiliares, el asistente personal (se encarga de lo mío, el agua, mi equipaje, revisar que estén las toallas para el show y que todo esté correcto). De manera indirecta están dos jefes de prensa, uno para la Costa y otro en Bogotá”.

Agrega que su esposa Jazmín de Acosta, quien además hace parte del grupo de bailarinas, es la diseñadora del vestuario. “Esa es una gran ventaja”, recalca.

Eso sin contar el personal freelance, entre los que están el conductor de la van que los transporta y su auxiliar cuando las presentaciones son en Barranquilla y áreas circunvecinas.

Para mejorar la calidad de sus músicos, asegura Checo, que desde hace varios años creó la Cooperativa Unidos por la música, que en sus palabras es en lo que se ha convertido su agrupación. Cuenta que le paguen o no los empresarios, él cumple con el pago cada miércoles a todos. El único requisito que les pide es que no ingieran licor en las presentaciones, y que además estén al día con los servicios de salud. Puntualiza que los pagos de nómina por cada presentación llegan a los $10 millones.

Iniciando con responsabilidad. Para Michel Torres, quien es uno de los artistas vallenatos de la nueva generación, liderar una agrupación es todo un reto, que requiere de una gran responsabilidad. Su logística incluye 11 músicos en tarima, 3 auxiliares, un coordinador, un mánager, un road mánager, un ingeniero de sonido, dos promotores en la Región Caribe y otro para los Santanderes. En cuanto a los gastos, el intérprete samario responde que estos se dividen en dos, los de nómina que oscilan entre los $10 y $20 millones, sin contar los adicionales que pueden estar entre los 5 millones. “Todo es relativo, depende del número de presentaciones”. Revela que en la inversión de su agrupación también cuenta el pago de su reciente álbum Mi gran detalle, que asciende a $70 millones.

Su carrera profesional. En sus 28 años de carrera musical, Iván Villazón se ha dado a conocer por su talento y profesionalismo. Esos mismos años le han dado la experiencia para manejar la agrupación vallenata que lidera.

Él cuenta que gracias a las presentaciones, que en su mayoría son semanales, contrata por prestación de servicios a cerca de 13 músicos, un animador, 2 ayudantes, un coordinador de tarima, dos utileros y un ingeniero de sonido.

Reitera que después de cada presentación les paga. Así mismo, cuenta que estos no están obligados a trabajar en sus diferentes presentaciones, van si no tienen otro compromiso. En cuanto a los gastos de una producción musical revela que dependen de las horas y lugar de grabación. Su más reciente CD En señal de Victoria costó entre $60 y $80 millones. Por último dice que invierten cerca de 50 millones en marketing a nivel nacional que incluye viáticos, promoción por todo el país y tiquetes aéreos. Sin sumar trabajo de imagen y video. Este último puede llegar a costar hasta $20 millones.

Dragón & Caballero
Su logística...

Para Dragón & Caballero los gastos mensuales también son relativos, pero oscilan entre los $28 y $30 millones. Con ellos trabajan cerca de 15 personas de la nómina fija, entre los que están road mánager, promotores por zonas, DJ, auxiliares, músicos e ingeniero de sonido. Dicen que para la producción musical, titulada Doble o nada, que lanzarán próximamente, se gastaron cerca de $80 millones. Eso sin contar con los gastos de la realización del video, asesoría de imagen y material promocional.

Por Lilibeth Hernández García
Twitter: @LilyHernandezG
Correo: lilibeth.hernandez@elheraldo.co

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA