EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/100005
Música 14 de Febrero de 2013

La historia detrás del Binomio

El usuario es:

Foto:

Después de dos décadas, la televisión nacional ha traído a colación la historia de Rafael Orozco, un cantante popular que se hizo famoso, al lado de Israel Romero, en la agrupación El Binomio del Oro.

Aunque debía ser lógico, esta agrupación vallenata no ha tenido la relevancia que debiera por ser parte principal de la historia del cantante. Por eso, todos nos preguntamos qué ha pasado con esta agrupación y quienes la integran en estos momentos.


Su líder y principal acordeón, Israel Romero, ha logrado mantener la consolidación del grupo como uno de los mejores del vallenato en países como Venezuela, México, Perú y Ecuador.
Lo mismo ocurre en el interior del país y la zona de la sabana de Córdoba, Sucre, Cesar y Guajira, en donde su música es solicitada en las principales emisoras y los conciertos y presentaciones son numerosas.


Sin embargo, poco se escucha de ella en Barranquilla, Santa Marta y Cartagena, consideradas las principales ciudades de la región Caribe. La razón es muy simple, en estas urbes su música se escucha poco, las emisoras no la colocan considerándola poco comercial.


Pero lo cierto es que el vallenato, tal como lo interpreta El Binomio de Oro de América sigue siendo el mismo, lleno de sentimientos, historias y romances, como nos lo ha hecho recordar la historia televisiva. Las mismas en las cuales se ve reflejada la realidad social mezclada con magia, en medio de los parajes naturales de Valledupar y La Guajira.


Y es que cuando El Binomio de Oro de América entona en el escenario una de sus canciones, los apasionados cantan con la vista en el cielo, como si el mensaje “de esas tristes letras” pudiera atravesar las nubes hasta llegar a la muchacha amada, para expresarle su resignación ante la despedida.


La intensidad con la que se corean las canciones acompañan con el instante de desahogo, en donde está permitido llorar, sufrir y hasta llamar al ser amado para dedicarle las palabras que un juglar encuentra y las junta para crear un mensaje claro, que con el sentimiento atravesado, surge de esas conversación infelices que concluyen con el ‘hasta nunca’.


Cada vez es más evidente la evolución del género en las nuevas agrupaciones, sin embargo, El Binomio continua haciendo su música con los instrumentos que le dan la tonalidad al vallenato tradicional, como el acordeón, la guacharaca y la caja, y la batería marcando los tiempos.


Además de su música, la historia del Binomio de Oro de América también está dada por su carácter educativo y formativo, lo que le ha permitido llamarse con justa razón ‘la universidad del vallenato’ o ‘la escuela del Binomio’.


Por esta agrupación han pasado los músicos que ahora hacen su propia música, como Jorge Celedón, Jean Carlos Centeno, Alejandro Palacios y muchos otros que ‘estudiaron’ al lado de Israel Romero no solo el acordeón, sino también educaron su voz y aprendieron de composición lírica.


Actualmente las voces que acompañan a El Pollo Isra son Didier Moreno y Deiner Bayona, quienes, junto a el acordeón de Carlos Humberto López, hacen historia al lado de este amante del vallenato y principal defensor de la música y la cultura de su pueblo en la región Caribe.

 

Por: Angélica Conrado Cúdriz

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas