EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/157369
Música 23 de Octubre de 2020

“Esa foto me la tomó mi esposa, yo estaba encuero”

El usuario es:
Foto: Giorgio Del Vecchio

El artista urumitero habló sobre la imagen de la portada de su disco ‘Las locuras mías’ y la posibilidad de cantar con Carlos Vives, entre otros temas.

Jonathan Díaz Cárdenas
Compartir:

Silvestre Dangond es un aventurero que musicalmente ha hecho varias exploraciones con el vallenato que en el mercado han sido número uno varias veces y en diferentes listas.

Muchos lo han tildado de “atrevido y loco”, calificativos que en esta ocasión tomó para darle nombre a su decimotercer álbum de estudio denominado Las locuras mías.

Se trata de una propuesta fiel a su arriesgado estilo que le ha permitido expandirse por el mundo y ganar nuevos adeptos.

Ayer dio a conocer la portada de esta producción, en la cual se observa desnudo, tapado solamente por una guitarra.

También se filtraron dos canciones: Las locuras mías y Tengo un Dios, las cuales se convirtieron en tendencia en redes sociales y permiten vislumbrar que el urumitero volvió al sonido que lo dio a conocer en 2003 con éxitos como Mi amor por ella, Me vuelvo loquito y La pinta chévere.

Con este trabajo también retó a sus ‘silvestristas’ y les dijo que el álbum saldrá al mercado una vez se agoten las 50 mil copias que puso en preventa en su página web. “Vamos bien, si seguimos así a inicio de noviembre estaremos lanzando el álbum”.

El cantautor guajiro dialogó con EL HERALDO para dar detalles de lo que será esta producción, sus sueños, añoranzas, y hasta le puso tiempo a su retiro de los escenarios. Además, se refirió a la reciente polémica con Carlos Vives.

Con gafas oscuras, despeinado y una camisa de rayas azul turquí con vino tinto, Dangond apareció en pantalla desde la sala de su casa en Miami y dio inicio a nuestro encuentro.

 P  Acaba de revelar la portada del álbum ‘Las locuras mías’, en la que aparece solo vestido con una guitarra, algo que no se había visto en el vallenato, ¿de quién fue esa idea?

R  Compadre es que esa foto me la tomó mi esposa, yo estaba encuero (desnudo) ahí, no tengo por qué esconderle a ella lo que es de ella. Me he disfrutado mucho estos momentos en familia, le sacamos el provecho necesario y mi esposa y los niños me ayudaron a hacer los videos. De una idea loca salieron nueve videos para el álbum, así que de 17 canciones que trae nuestra propuesta, 9 tienen video. Sabes que fue lo que más me gustó, ver a mis hijos compartir opiniones, ver el liderazgo de cada uno y ver a mi esposa muy activa, saben que ella es muy tímida en todo este cuento, pero se puso las pilas, por poco le doy ‘camello’ como camarógrafa.

 P  ¿Artísticamente cuáles son esas locuras con las que sueña?

 R Yo en algún momento quise actuar y Dios me tenía guardado este tiempo para ser el protagonista de la telenovela de Leandro Díaz, pienso que es un logro importante, estoy jaba’o (afiebrado) por eso te estoy hablando de eso. Esto es algo que me va a aportar como persona, a nivel profesional, voy a crecer en el mundo del entretenimiento, se me abren puertas para otras cosas y en realidad yo creo que ya después de ahí me tocará sostenerme en lo que me queda de carrera y ojalá grabes esto, yo a los 55 con el favor de Dios tomaré la decisión de dedicarme a producir. Yo con la música tengo claro que estaré 15 años más, estoy trabajando para poder disfrutar lo que queda al máximo. Creo que cuando la carrera de cualquier artista llega a un punto máximo, ya dedicarse a seguir en lo mismo por necesidad o porque te toca, es cuando comienzas a decaer, porque ya la pasión se te pierde y lo que menos quisiera es hacer música por obligación, lo ideal es que la pasión estuviera conmigo atada hasta el último momento de mi carrera.

P  El anticipo ‘Las locuras mías’ suena al Silvestre de ‘Mi amor por ella’, ¿se mantendrá esa línea en el nuevo álbum?

R  Tú lo acabas de decir, me diste donde era, cuando yo escucho Las locuras mías, siento como si estuviera escuchando una canción de las mías del 2003 o 2004. Con el sonido de esta canción siento esa magia de Mi amor por ella, lógico yo trabajé el sonido para llevarlo hasta esa época, compramos software de los pianos que se usaban hace 15 años, fue una tarea larga, no crean que fue fácil, y con el ingeniero de sonido se trató de lograr eso, un equilibrio, en medio de la grandeza que sonará bastante vintage.

 P  Le puso usted un reto a sus ‘silvestristas’ al decirles que el álbum sale apenas se vendan las 50 mil copias ¿cómo van las ventas?

R  Van muy bien, tenemos alrededor de mil copias vendidas por día, si la curva sigue así creo que a principios de noviembre estaremos lanzando el álbum. Independientemente de lo que la gente haya pensado que esas 50 mil copias se iban a vender en dos o tres días vamos muy bien, es más, hay gente que me está comprando el álbum sin tener donde reproducirlo, porque hoy hay carros que ya ni traen reproductor de CD, o sea lo están haciendo por apoyar.

P  Se viene su concierto virtual a orillas del río Guatapurí el 21 de noviembre ¿qué anécdotas tiene en el balneario Hurtado de Valledupar?

R  Los domingos, esos días en Hurtado eran muy bacanos, los sancochos, la butifarra que se vende allí el ‘taqueteo’ del man de las butifarras gritando duro ‘butiiii’, los domingos del parche del río no tienen comparación, esa era una cosa muy sabrosa. Aparte que uno de pela’o ese era el plan y uno se sentía mayor cuando ya tenía la potestad de irse a bañarse solo con su combo y regresar tipo cinco de la tarde. Eso sí, cuando a uno no le daban permiso eso era una limpia segura que le daban a uno.

P  Ahora que toca el tema de la butifarra, en este álbum usted le graba nuevamente a Isaac Calvo, quien fue butifarrero y le dio temas como ‘La gringa’, hoy es abogado, eso habla bien de la gente que lo ha rodeado en su carrera...

R  Así es, yo con Isaac tengo química, yo le entiendo las canciones. Él tiene algo y es que cuando canta las canciones muchos no lo descifran, yo tengo la oportunidad de escuchar esta canción (Me tiene pechichón), y de una dije que era el tema que necesitaba para el álbum. Algún día les compartiré como me llegó en bruto y la transformación que le hicimos para que entiendan un poco este proceso, para que vean como lo comprendo. Aparte es un muchacho humilde y trabajador, creo que hay que apoyarlo, su crecimiento no solo ha sido a nivel musical, sino como abogado, utilizó sus ganancias y las supo invertir bien.

P   ¿Qué tanto extraña Urumita (La Guajira) y qué será lo primero que hará apenas vuelva?

R   Sabes que es lo que más extraño, las levantadas en el pueblo y las sentadas en el bordillo a hablar de la gente, del que llegaba amanecido, de la que se levantaba en batica, la vecina bonita esa, cuando te llamaban para ir a comerse el desayuno, fueron 15 años viviendo en Urumita de esa misma forma, así que eso se extraña bastante.

P   ¿Qué tan duro le ha dado el confinamiento?, en redes ha dicho que envidia a todo el que sale a trabajar a diario en medio de esta pandemia

  Es que en estos días veo muchos artistas tocando, yo quisiera estar activo, porque esto es muy duro, ya llevo nueve meses sin saber lo que es agarrar un micrófono, subir a una tarima, y más cuando uno es necio. A mí me encanta trabajar, la tarima, yo no le pongo tiempo a mis conciertos, yo después que me prenda me dejo llevar por el público.

P  Sus silvestristas y los seguidores de Carlos Vives han pedido en redes una producción juntos, ¿esto se podría dar?

R  Sí, yo pienso que esto que pasó puede ser un llamado y veámosle el lado positivo, yo creo que sí, en cualquier momento. Lo que pasa es que en medio de este confinamiento es más difícil vernos, pero creo que el día que tengamos la oportunidad de vernos el abrazo y los planes van a ser mutuos.

P  Colombia vive días complicados por las protestas de los profesores, los indígenas también han levantado su voz, ¿a usted como artista cómo lo toca esto?

Me toca mucho, pero trato de mantenerme al margen, siento que hay mucha gente que no está preparada para que un artista a veces se meta en estos temas. Uno a veces quisiera hablar, yo lo hice hace un tiempo atrás, pero traté de no meterme más en eso para no hacerme daño yo mismo, porque a veces queremos sentirnos libertador de cosas y lo que hacemos es que nos echamos mucha gente en contra sin necesidad; entonces yo más que dividir quiero es unir. Prefiero lanzar una canción en vez de ponerme a opinar de política, así muchos me critiquen y piensen que hace falta una opinión mía. Créanme que si mi opinión sirviera para unir al país lo hiciera, pero creo que en estos momentos por lo que está pasando en el mundo cada vez da más miedo opinar.

P  Finalmente envíele un mensaje a nuestros lectores en el Caribe colombiano

A todos los lectores de EL HERALDO los saludo de manera especial, quiero que tengan mucha fe, que tratemos de sacarle el lado positivo a este encerramiento y que la paciencia sea nuestra gran fortaleza. Nos vemos el 21 de noviembre.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA