EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/151207
Música 28 de Diciembre de 2018

El sonido de Los Hermanos Mendoza que se resiste al olvido

El usuario es:

Foto: Jose Capela y cortesía de Colombia Records

Evaristo y Guillermo Mendoza tocaron varios sones de su repertorio en el Bar Restaurante La Cueva con motivo del pre lanzamiento de su disco.

Sharon Kalil

‘Paloseco’, ‘La Malla’, ‘El Veterano’, ‘La Marianica’, ‘El Wakabó’, ‘El Melodio’, ‘El Grito’ y ‘La Cumbiamba’ son las melodías que integran el disco ‘La gaita de Los Hermanos Mendoza’, un registro etnomusical del sonido mokaná, que ha resonado en Tubará.

Al escuchar la señal que los invitaba a tocar, Evaristo y Guillermo Mendoza, sin dejar pasar ningún minuto, se levantaron en la tarima con una sonrisa y una disposición de complacencia ante el público, que atento los esperaba en el mágico recinto de La Cueva.

La gaita macho y la gaita hembra se unieron para brindar a los presentes los sonidos que a lo largo de sus más de nueve décadas de vida han creado Los Hermanos Mendoza desde Tubará, Atlántico.

Precisamente la inspiración de Juan, Miguel, Teófilo, Guillermo, Evaristo y Mariano, quienes fundaron el mencionado grupo, ha sido el sentir y emoción del público.

En la actualidad, la agrupación perdura gracias a Mariano, Evaristo y Guillermo, quienes –al igual que sus hermanos– aprendieron en su niñez de los sones indígenas que tocaban sus tíos.

“Empecé a tocar la gaita cuando tenía 10 años. Pienso que el oído lo es todo, si uno no le pone cuidado a la música está en nada…y claro, como mis hermanos mayores y mis tíos eran músicos aprendí de ellos”, dijo con emoción Guillermo en el pre lanzamiento de su  disco La gaita de los hermanos Mendoza, una recopilación de sus éxitos.

Por otra parte, mientras acarició la tela que cubría el instrumento que eligió para tocar toda su vida, Evaristo expresó que la gaita es sinónimo de amor en su familia, pues “brinda alegría y emoción al que la escuche”.

Ambos contaron que a este evento, tan esperado, no pudo asistir su hermano Mariano porque uno de sus hijos sufrió un accidente, sin embargo, reconocieron que es parte fundamental de Los Hermanos Mendoza.

Paloseco, La Malla, El Veterano, La Marianica, El Wakabó, El Melodio, El Grito y La Cumbiamba son las melodías que hacen parte de este disco producido por Colombia Records. “Nuestra música es tradicional sagrada y melódica, es decir, no es cantada. No tuvimos maestros, pues todo lo aprendimos escuchando. En las fiestas de San José había tres noches de cumbiambas con ruedas de flauta y de gaita, así fue que conocimos la gaita”, contó Evaristo.

Durante esa noche en la que los hermanos, que tienen sus raíces en la comunidad indígena Mokaná, celebraban el proyecto discográfico contaron que no existe una generación portadora que toque la gaita con los sones ancestrales. “Nosotros no negamos la sangre india ni tampoco tocamos temas ajenos. Todos son de nuestra autoría para demostrar lo que somos”, dijo Guillermo.

Debido a esto, la organización Paisajes Sonoros, que nació con la intención de resguardar la memoria ancestral del Atlántico, catalogó a este disco como el primer registro etnomusical del sonido ancestral Mokaná.

“En vista de que había pobreza al extremo, un olvido significativo y necesidad prominente nace el encuentro con Los Hermanos Mendoza y el mundo ancestral del Atlántico. Sus sonidos hablaban de toda una memoria e historia que se resistía al olvido. Hace tres años estamos en contacto con ellos, quienes aún viven en Tubará en condiciones difíciles”, dijo Luisa Palmezano, miembro de la mencionada organización.

Durante el evento, que se hizo con la intención de recaudar fondos para terminar el disco, los gaiteros no dejaron de lado a estas compañeras de vida que, según dijeron, les han traído más de una sonrisa con sus melodías.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas