EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149970
Hobbie 07 de Septiembre de 2018

Las baladas que ‘toman vida’ en las voces de jóvenes del Atlántico

El usuario es:

Foto: Orlando Amador.

Andrés Suárez, del Nuevo Colegio del Prado, durante su presentación en la final del festival.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP

En el marco del primer Festival Intercolegial Juvenil de la Canción, baladistas infantiles y juveniles se reunieron para demostrar su talento y rescatar el legado de la música romántica.

Cantar se ha convertido para Isabella Ramos, de 7 años, en su “actividad favorita”. Con dulzura y carisma, asegura que canta desde que tiene 4 años y que, pese a que le gusta la música para niños, lo suyo son “las baladas románticas y las rancheras”. Desde que recuerda, manifiesta sentir fascinación por las canciones de Rocío Durcal y Juan Gabriel, temas musicales cargados de “muchas emociones y sentimientos”. 
 
Es por ello que asegura que se puso a la tarea de aprenderse las canciones y practicar la afinación, con ayuda de su mamá. En su colegio, la Institución Educativa Distrital María Auxiliadora, se enteró que se realizaría en la ciudad el Festival Intercolegial Juvenil de la Canción y sintió que era “el momento ideal” para demostrar su talento en un escenario y poder conocer a otros niños y jóvenes con gustos musicales similares. 
Y así fue. El pasado 31 de agosto, 18 baladistas infantiles y juveniles, de distintas instituciones educativas del Atlántico, se dieron cita en el teatro del Colegio María Auxiliadora para vivir una velada donde la música romántica fue protagonista y para competir por el primero, segundo y tercer puesto en las categorías Infantil y Juvenil del festival.
 
“Todo comenzó con una selección exhaustiva de los participantes. Realizamos un recorrido, que duró más de dos meses, por los colegios de Barranquilla y el Departamento. Después, organizamos unas audiciones privadas para seleccionar a los jóvenes que participaron en la final. Desde ese momento, todos empezaron sus jornadas de ensayos con el fin de llegar bien preparados a esta gala. Fue muy importante para nosotros como organizadores incluir a colegios de distintos estratos sociales, pues nuestra intención fue hacer de esta experiencia una gran fiesta de la música”, manifestó Nora De la Hoz, una de las organizadoras del evento. 
 
Además de promover el talento de los participantes y empezar a crear un semillero de artistas e intérpretes de la balada, Ricardo Sierra, rey Momo del Carnaval de Barranquilla 2018 y organizador del festival, añade que otro de los propósitos fue inculcar “valores en los participantes”.
 
“Con este proyecto se trató de reforzarles su pasión por la música y al mismo tiempo inculcarles a través de esta el sentido de pertenencia con la institución que representan, el respeto por el resto de compañeros, a valorar la oportunidad que tienen y a demostrar efectivamente sus aptitudes artísticas”, explicó. 
 
Luciana Rangel, del Colegio La Sagrada Familia, ganadora del segundo puesto en la categoría Infantil. 
 
Frente a ello, Nora De la Hoz agrega que esta iniciativa tuvo como misión “no dejar morir el formato de festivales de música entre colegios que han ido desapareciendo con el tiempo”, además de rescatar “el legado de las baladas y la música romántica” en las nuevas generaciones. 
 
“En la actualidad tenemos mucho talento pero pocas oportunidades y escenarios para demostrarlo. Además, a pesar de que estamos en una época de apogeo de la música urbana, estos niños y adolescentes le están apostando a las baladas románticas y a la profundidad de sus letras. Es increíble ver a niños de 6 años interpretando temas musicales de la década de los 70, 80 y 90”, estableció De la Hoz. 
 
Así también, los organizadores esperan poco a poco empezar a extender el festival en la Costa Caribe. Sierra asegura que este año se contó con la exitosa participación de baladistas de los municipios de Sabanalarga y Campo de la Cruz. 
 
Los niños y jóvenes compitieron por el primer, segundo y tercer puesto en las categorías Infantil y Juvenil. 
 
“Pese a no haber ganado, creo que viví una de las mejores experiencias de mi vida. Con mucho esfuerzo llegué a Barranquilla y pude intercambiar conocimientos y gustos con otros estudiantes con quienes también pude crear una linda amistad”, agregó Everlin Peñaloza de la Institución Educativa La Inmaculada de Campo de la Cruz. 
 
Finalmente, en la categoría Infantil, Yanith Freire, del Colegio Federico Froebel, obtuvo el primer puesto. Luciana Rangel, del Colegio La Sagrada Familia, y Andrés Sánchez, del Nuevo Colegio del Prado, se quedaron con el segundo y tercer puesto, respectivamente. En los jóvenes, Óscar Rojas, del Colegio El Divino Niño, triunfó con el primer puesto, mientras que Valeria Suárez, de la I.E Sofía Camargo de Lleras obtuvo el segundo puesto y Laura Argote, del International Berckley School, se quedó con el tercer puesto. 
 
 Stephany Gutiérrez recibió de los organizadores del evento un reconocimiento especial por su participación. 
 
“Siempre he pensado que es importante incluir una parte artística en nuestros colegios. Por lo general estamos inmersos en materias como matemáticas, biología y demás ciencias. A veces es posible sentirnos sobrecargados, lo que impide que podamos explorar nuevos talentos en campos como la música, la danza, el baile, la pintura y el teatro”, puntualizó Óscar Rojas. 
 
A los ganadores del festival se les otorgaron trofeos, bonos de belleza y a todos los participantes, becas de escuelas de música y una mención especial. Del mismo modo, la barranquillera  Stephany Gutiérrez, del Colegio Eucarístico, fue homenajeada con el Premio a la Excelencia por su “impecable presentación”.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas