EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/99166
Comer 07 de Febrero de 2013

Un sitio con auténtico sabor SABANERO

El usuario es:

Compartir:

Barranquilla es una ciudad donde pueden encontrarse representaciones de las culturas más importantes del resto de Colombia y el mundo.

 Pero, hace algún tiempo, Alonso Usta consideró que no había un sitio que evocara con propiedad lo más típico de la cultura de la Sabana, por lo que decidió crear un restaurante en el que confluyeran la cocina típica de la región y el ambiente más casero posible, propio de su tierra natal. Así nació El patio sabanero. 

 

En este restaurante, ubicado en la carrera 46 con calle 80, pueden degustarse platos como el venado guisado y a la vez sentirse sentado en el patio de un pueblo de aquellos que muchos visitaban en su infancia o que aún frecuentan. Como su nombre lo indica, es un espacio abierto en su totalidad.


Al llegar, el visitante se encuentra con una entrada convertida en un callejón, como son las casas de los pueblos según cuenta Usta, nacido en Ciénaga de Oro, Córdoba.


En en el interior de este patio pueden encontrarse toda clase de elementos que hacen alusión a esta región del país famosa por el porro y su deliciosa gastronomía.


Alpargatas, hamacas, sombreros vueltiaos y murales pintados en todas las paredes recordando al Río Sinú y canciones tan célebres como Los sabores del porro, del maestro Pablo Flores, envuelven a los comensales en un ambiente familiar, de camaradería y calidez.


“Este es un lugar que refleja lo mejor de nuestra Sabana. Es un rinconcito para que disfruten todos los barranquilleros, colombianos y ciudadanos del mundo”, comentó.


Su oferta de platos, por supuesto, también es un homenaje a la esencia culinaria de las mujeres de una tierra “en la que aprenden a cocinar desde que tienen uso de razón. Las mujeres allí tienen la formula mágica que heredan de sus abuelas y eso se siente en la sazón”.


Una de las características que más destaca Usta de los platos del restaurante es que “están hechos con platos 100% naturales, criollos. No se usa ningún tipo de elemento artificial en la preparación”.
Este es un patio que acoge a todos y permite realizar cualquier clase de eventos. Lo único que se necesitan son ganas de disfrutar del sabor típico que brindan los pueblos de la Sabana, esa que ha inspirado tantas canciones, tantas historias, y que también es añorada por muchos que no pueden tenerla cerca.

 Por: Jeniffer Varela Rodríguez

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA