EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/151976
Cine 22 de Marzo de 2019

‘A dos metros de ti’: cuando el amor trasciende la enfermedad

El usuario es:
Foto: ‘A dos metros de ti’.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

¿Qué tan difícil es amar a una persona y no poder tocarla? Este es el interrogante que la escritora Rachael Lippincott plantea como eje de su libro A dos metros de ti. En esta novela romántica la autora planeta un panorama en el que dos personas se necesitan al uno al otro, tanto como el cuerpo humano necesita al oxígeno. Una historia de fortaleza, unión y esperanza que fue llevada al séptimo arte, gracias a la dirección del estadounidense Justin Baldoni. 

La narrativa cuenta la lucha diaria de Stella Grant (interpretada por Haley Lu Richardson) contra la fibrosis quística, un trastorno genético que produce la acumulación de mucosidad en varios órganos, afectando principalmente a los pulmones. Esta situación ha obligado que Stella viva su vida entre su casa y un hospital. No obstante, los videos y vlogs que graba a diario para su canal de Youtube y su rigurosidad a la hora de seguir su tratamiento le permiten sentirse cada día más viva y tener el control de su vida. Su nombre entra a una lista de personas opcionadas para trasplantes de pulmón y todo parece indicar que se avecina una luz al final del túnel. 

No obstante, todo cambia cuando conoce a Will Newman (personificado por Cole Sprouse) en el hospital. Un joven con el mismo diagnóstico pero decidido a vivir de una manera distinta a Stella. Es irreverente, no le preocupa su tratamiento y su único deseo es salir del hospital para conocer el mundo. Su enfermedad los obliga a mantenerse separados, dos metros específicamente, pues tienen más riesgo contagiarse de las infecciones del otro y poner en peligro sus vidas. Es entonces cuando deberán enfrentarse al reto de mantenerse alejados, al mismo tiempo que se conocen y su amor se intensifica. Decidir entre una vida sujeta a reglas y tratamientos y otra guiada por los sentimientos y las ansias de libertad será para estos personajes su principal desafío. 

Andrew Barker se refiere en Variety a la actuación de Richardson en la película al considerar que la actriz  le otorga un giro “carismático y seguro” y que le aporta “alma, estilo y matices” a un personaje que podría mostrarse fácilmente como una “condescendiente”. 

“En una escena la pareja logra alejarse para ir a una cita. En esta el director Baldoni cultiva algunas chispas reales e incluso un toque de sensualidad a pesar de que rara vez se sale del hospital. En estas escenas, más allá de mostrar en sus secuencias bien intencionadas y casi académicas los desafíos de la fibrosis quística, se logra humanizar los efectos de la enfermedad de una manera tangible y efectiva”, explicó. 

Por su parte,  Ben Kenigsberg asegura en The New York Times que la producción se encuentra promovida por la Fundación para la Fibrosis Quística como una “herramienta de concientización”.

“La película está mejor hecha de lo que sugiere la sinopsis. Para mantener la ilusión de la intimidad, el director Justin Baldoni juega trucos con distancias focales. Enmarca a Rdichardson y Sprouse para que aparezcan juntos y después en un plano amplio muestra que están alejados”, afirmó. 

Esta historia de amor juvenil ya se encuentra disponible en las carteleras de cine de la ciudad.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO