EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/150360
Aplausos 19 de Octubre de 2018

La fiesta que promueve el jazz en el Atlántico

El usuario es:
Foto: Archivo particular

Este año el atlantijazz realiza su décima segunda edición. Hoy culmina con un concierto en el que tendrán participación el trompetista cubano Pachalo y algunas agrupaciones institucionales. La franja académica ofrecerá dos actividades.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

El jazz, conocido por agrupar una familia de géneros musicales que comparten particularidades similares, vuelve a tener protagonismo en el Atlántico, en la décimo segunda edición del Festival Atlantijazz.

El evento, que expande año tras año sus raíces y proyecta a diferentes municipios del Atlántico, en esta oportunidad a Puerto Colombia, sigue promoviendo la música contemporánea del mundo fusionada con las sonoridades del Caribe. En esta oportunidad inició el pasado miércoles y cerrará hoy con broche de oro, dándole participación a varias agrupaciones musicales y al desarrollo de una franja académica que se dividirá en una conferencia y una master class.

Así las cosas, desde las 6:30 de la noche la plaza central de Puerto Colombia se engalanará con la presencia de Maconda, grupo local que interpretará un repertorio de cumbias, porros, fandangos haciendo uso del lenguaje de la improvisación vocal y de sonidos, a partir de ritmos indígenas y afrodescendientes con sonidos colombianos, norteamericanos y europeos. 

También estará The Walkers, agrupación institucional de la Universidad Javeriana de Cali, que ofrecerá una lectura regional del Pacífico. Adicional a lo anterior, ante el público se presentará Big Band Bellas Artes, que proviene de la Universidad del Atlántico desde un proceso de formación del programa de Música y Licenciatura en Música. El concierto de la velada culminará con la puesta en escena del trompetista cubano Pachalo, que trae una propuesta singular en la que pasará del swin a la timba.

En cuanto a la franja académica, que será en la Alianza Francesa (sede norte) a partir de las 2:00 p.m., realizarán la master class titulada La improvisación en el jazz, dirigida por el pianista Adrián Herrera; y a las 4:00 p.m. darán paso a la conferencia del profesor del programa de Música de la Universidad del Atlántico, Ricardo Ospina: El Free Jazz: Jimmy Giuffre, un camino.

Guillermo Carbó, profesor de la UniAtlántico, fundador y director artístico del festival, menciona que cada año la festividad le da espacio a grupos que emergen desde el proceso de formación de los programas de música de las instituciones del país. Hoy, después de 12 años, dice que han concedido cerca de 40 conciertos a lo largo de su realización, en el que han participado más de 100 grupos locales, nacionales e internacionales.

Recuerda el génesis de Atlantijazz y resalta que este proyecto surgió como una experiencia académica que buscaba incentivar la creación musical en un taller. “Este siempre tenía espacios de referencia tanto de obras como de formatos instrumentales y compositores. Eran músicos que no tenían con quien compararse con fines formativos, así que surgió el pensamiento de instaurar un espacio en el que confluyeran distintas propuestas que quisieran intercambiar conocimientos. Luego de esto hubo un entendimiento sobre el lenguaje complejo del jazz y se dio la idea de crear el festival”.

Atlantijazz tiene un espíritu que contagia y genera fiebre por el jazz al punto de propagarla por doquier. Es el escenario propicio donde los diferentes estilos de todo tipo de jazz convergen, pues al final, como reza su eslogan; “Más a jazz en el Atlántico”.

Para darle vía libre a los grupos que realizan su puesta en escena, señala que previo al evento abren una convocatoria en la que luego de recibir las solicitudes le dan paso a un proceso de curaduría.

Otro de los enfoques de Atlantijazz es la formación académica, de modo que en su programación ofrecen talleres, charlas y conversatorios enmarcados en el ‘jazz’.

“Si el festival ha perdurado durante mucho tiempo es porque hay una necesidad y un gran apoyo por parte del público. En sí es una alternativa a todo lo que ven en la región en cuanto al acercamiento al jazz desde el goce y la escucha. Por otra parte, es un espacio alternativo para el talento de los diferentes grupos que desean mostrar su trabajo con toda la libertad del caso, porque respetamos lo que son. Y brinda, a través de la franja académica, un carácter formativo para el músico”.

Por su parte, Edward Yepes, coordinador del festival, manifiesta que este le aporta inmensurablemente a los artistas emergentes de la Región Caribe, puesto que promueve la formación de público, ya que uno de sus enfoques ha sido las nuevas propuestas y proyectos musicales en torno al jazz y sonoridades del mundo.

“La celebración permea y se convierte en un espacio de influencia y de formación para la ciudad y el departamento. La entrada a los conciertos y la participación a los talleres, conversatorios y demás son gratuitas (...) El fin de Atlantijazz es ofrecer un espacio para el deleite de las nuevas manifestaciones musicales, de grupos con propuestas que muchas veces no encajan en la temática de otros festivales. Nuestra bandera es la multiplicidad de expresiones”.  

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO