EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/156821
Aplausos 21 de Agosto de 2020

El Ficica ahora va en televisión, radio e internet

El usuario es:
Foto: 123RF

El Festival Internacional de Cortometrajes Cine a laCalle, que llega a su edición número 20, este año se podrá disfrutar en las casas.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

El Festival Internacional de Cortometrajes Cine a la Calle (FICICA) este año migrará hacia las casas. En una nueva edición, y con una pandemia de por medio, los organizadores del evento han decidido modificar su modelo tradicional de llevar, a espacios al aire libre de Barranquilla, historias de Colombia y del mundo en la pantalla grande.

“Ante la crisis mundial empezamos a pensar en cómo llegarle al público que estaba acostumbrado a ir a los parques y a las plazas, así como a la comunidad de los barrios donde normalmente no llega el cine; y a partir de ahí coincidimos en que la idea era hacer un festival —desde el 25 hasta el 29 de agosto— mucho más incluyente, que abarcara tanto el internet como la televisión y la radio”, explica Harold Ospina, director de Cine a la Calle.

Es así como —agrega— se lograron acuerdos con los medios de comunicación Telecaribe Plus y Vokaribe Radio, para llevar a cabo las transmisiones de las películas de corta duración. En el plano virtual, desde la plataforma web www.cinealacalle.org, todo estará habilitado para que quienes deseen ingresen y accedan a la programación que comprende tanto las exhibiciones de los cortometrajes como la agenda académica que irán desde las 10:00 a.m. hasta las 10:00 pm, aproximadamente. Asegura que esta última contará con la participación de invitados nacionales e internaciones y girará en torno al mundo audiovisual, abordando temas como los derechos de autor, los efectos especiales en posproducción y el diseño sonoro, entre otros.

Manifiesta que el tema de la retrospectiva del corto colombiano en esta ocasión, realizado en cada edición del FICICA, estará orientado a las ‘Realizadoras barranquilleras’. Por medio de este analizarán la participación de la mujer en el medio audiovisual en la ciudad y detallarán si existen contenidos con una mirada femenina o con temáticas de género.

“En este estaremos hablando con algunas realizadoras barranquilleras que han venido apostándole a lo audiovisual local, pues es claro que por muchos años en este medio, así como en otras áreas productivas, la presencia del hombre ha sido muy fuerte. También tendremos el foro Mini y el de ‘Hablemos de educación audiovisual’, entre otros (...) la invitación es para que todo el mundo revise nuestra página y se ponga en sintonía con nuestras redes sociales para que estén al tanto de todo lo que va a pasar en el festival”.

Ospina manifiesta que proyectarán cerca de 80 cortometrajes locales, nacionales e internacionales (provenientes de Vietnam, Lituania, Rusia, Siria, Dinamarca, Moldavia, Brasil, Cuba, Bolivia y  Francia), un total que comprenderá tanto los proyectos audiovisuales que recibieron por convocatoria como los que harán parte de las programaciones especiales que siempre llevan a cabo como es el caso de Cine accesible, La retrospectiva del corto colombiano y el concurso M1NI. Para la población infantil da a conocer que desarrollarán un programa especial, que iniciará a las 10:00 de la mañana por internet.

“Hemos hecho convenios con algunos colegios para que sus estudiantes puedan acceder desde sus clases y, a través de los profesores, puedan disfrutar de los cortometrajes que han sido seleccionados para niños de cinco hasta 12 años”.

Ospina explica que la organización misma del festival les ha demandado algunos retos. 

“Enfrentarse al FICICA en su edición número 20 ha sido como organizar un evento por primera vez. Por ejemplo, hacer la cadena de derechos para los cortometrajes en esta oportunidad fue diferente porque cuando abrimos la convocatoria no estábamos en plena crisis y quienes se presentaron de diferentes países tenían la seguridad de que participarían en un festival que normalmente proyecta sus productos en una pantalla, pero después tocó escribirles para decirles que debíamos hacer el evento por internet, por televisión y por radio, y en este punto los derechos cambiaban. En ese camino encontramos que algunos no podían dar sus derechos, así que finalmente decidieron no hacer presencia”.

Por su parte, el gerente de la Fundación Cine a la Calle, Jorge Ferreira, explica que uno de los desafíos que les ha tocado enfrentar en esta edición está relacionado con la parte financiera. 

“Haciéndolo presencial lo financiero siempre ha sido un reto porque los aportes que se consiguen generalmente son muy pocos y ahora con lo virtual tampoco hemos estado exentos. Al final ha sido más la voluntad y el deseo de la gente de querer hacer las cosas para que todo salga adelante (...) uno de los nuevos retos que encontramos está relacionado con la parte tecnológica, pues cualquiera llegaría a pensar que hacer una transmisión en vivo para este tipo de evento es sencillo, pero no lo es; se deben garantizar unos estándares mínimos de calidad como tener por lo menos unas consolas digitales y varios ingenieros para lograrla; esto indudablemente ha generado algunos costos que anterioriormente no se tenían previstos”.

Añade que el festival adicionalmente les ha exigido adaptarse a la nueva realidad para llevarlo a cabo con lo que se tiene a la mano. El mismo hecho de preparar la organización del evento desde casa también ha sido nuevo para el equipo, el cual ha intentando tener una cercanía desde la virtualidad. Pese a todo asegura que la programación será completamente exclusiva, cuyas proyecciones, garantizando los derechos de autor de cada realizador participante, estarán geolocalizadas. Es decir, “quien esté por fuera del territorio del caribe colombiano no podrá acceder a las mismas”.

Una invitada. La realizadora barranquillera Laly Malagón manifiesta que el arte ha sido siempre un catalizador de las desgracias que se presentan en el país por eso —para ella— ahora más que nunca espacios como el Ficica deben continuar. 

“Para mí el festival representa un esfuerzo enorme a la construcción artística de Barranquilla y un espacio para mirarnos a nosotros mismos, a través de las creaciones audiovisuales locales (...) este año estaré en dos espacios del festival: uno que será un foro sobre cine comunitario y otro en el foro ‘Restrospectiva del corto colombiano’”.

Malagón puntualiza que así como muchos eventos le han apostado a la reinvención, este festival también debía hacerlo. Así que no cree que la esencia del mismo se desvirtúe si en esta ocasión se traslada a las casas.

“En escenarios internacionales como Cannes ya se realizaron las tradicionales ruedas de negocios del sector audiovisual mundial totalmente virtual, así que creo que a pesar de que es un festival que se desarrolla en la calle, la idea central siempre será poder llegar a más gente y ahora, en estas circunstancias, todos estamos en casa y es por eso que el alcance no deberá verse afectado. Por el contrario, creo que será una forma interesante de llegarle a las personas que hoy se valen de la virtualidad para ver y sentirse parte del mundo, de la realidad”. 

Algunas de las cintas de corta duración que proyectarán:

‘¡No me vas a atrapar!’

País: Bélgica.

Director: Thierry Dory.

 

‘Abrazos y tocar la piel’

País: Dinamarca.

Directora: Sara Koppel.

 

‘Casiopea’

País: España.

Director: Fernando Manso.

 

‘Cientouno’

País: España.

Director: Sebastian Alfie.

‘El Congo de Oro’

País: Colombia.

Director: David David.

‘Entre una Piedra y un lugar duro’

País: Dinamarca.

Director: Mads Koudal.

‘Ja Ja Ja’

País: Finlandia.

Director: Samuli Valkama.

 

 

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA