EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150012
Vive la Vida con Siad Char 12 de Septiembre de 2018

Cuida tus uñas

El usuario es:
Siad Char

Las manos son la carta de presentación que tenemos hacia los demás, por este motivo siempre deben lucir impecables. Una de las actividades que más disfruto y a la que más tiempo le saco una vez a la semana es el manicure. Las uñas siempre deben estar arregladas. Cuando digo arregladas no me refiero a tener color en ellas. Las uñas pueden estar hermosas sin necesidad de utilizar pinta uñas. Evitar los pellejitos, las uñas de tamaño irregular y el sucio entre ellas es la clave.

Hacernos el manicure regularmente es una ayuda pero no lo es todo, también debemos tener rutinas en casa y algunas claves para mantenerlas. La uñas hay que protegerlas del agua. Siempre que te mojes las manos sécalas inmediatamente. El agua deteriora la cutícula y aporta a la aparición de infecciones. Si vas a lavar la loza de la casa o alguna ropa a mano, utiliza guantes, esto no sólo evitará que dañes  el esmalte de las uñas, sino que también evita la aparición de hongos, esto ocurre cuando hay constante contacto con agua o jabones fuertes.

A las uñas hay que alimentarlas. La falta de vitaminas en el cuerpo se evidencia a través de las uñas.  Consume alimentos ricos en vitaminas A y B. Si sientes que tienes las uñas frágiles, debes comenzar  a aumentar el consumo de nueces, pescados, tomate y cereal. El calcio siempre es necesario para las uñas por eso se recomiendan los lácteos.

Así como consentimos otras partes del cuerpo, las uñas también merecen de nuestro tiempo y hay que darles una dosis de hidratación para que siempre estén sanas. Los aceites son ideales para esto. Las cremas en las manos deben ser usadas con frecuencia, y al hacerlo no podemos olvidarnos de consentir un poco las cutículas haciendo un pequeño masaje.
Recortar la cutícula es un error, a menos que tengas algún pellejo levantado, de lo contrario, al hacerte el manicure solo con un palito puedes moverla hacia arriba y listo.

Si tienes las uñas muy largas y quieres moldearlas o rebajarlas, no las cortes con tijera, siempre es mejor utilizar una lima. Si vez necesario cortarla, entonces utiliza tijeras especiales para las uñas o un corta uñas. El momento ideal para hacerlo es justo cuando salimos de bañarnos porque las uñas están más blandas por la cantidad de agua que han recibido.

Siempre debes darle forma a tus uñas. Utiliza preferiblemente una lima de cartón y no una lima de metal. Es común que las limas de metal dejen pequeñas esquirlas molestas. Para hacer más fácil el proceso, puedes mojar las uñas un poco con jabón antes de ser limadas.

Muchas veces la pintura de uñas de colores fuertes como los rojos dejan tus uñas amarillas, para blanquearlas puedes sumergirlas en zumo de limón. También puedes crear una pasta con bicarbonato de sodio, limón y aceite de oliva y frotarlo en tus uñas para quitar este tono amarillento. Ten en cuenta que cada vez que quieras pintar las uñas debes utilizar una base para protegerlas.

A personas como a mí nos encanta vernos las uñas siempre pintadas. Intentemos darle un respiro y dejarlas por lo menos un día sin pinta uñas o base o cualquier tipo de producto. Además evita el quita esmalte con acetona. Lo ideal es pintarse las uñas máximo una vez por semana no más de eso.

Una mezcla infalible para el cuidado de las uñas en casa es el zumo de limón, (que las aclara), el aceite de oliva, (las hidrata) y el ajo (las pone más fuertes). Mezcla estos tres ingredientes y masajes tus uñas con este tratamiento. Ten en cuenta que el ajo tiene un olor fuerte, así que te recomiendo lo pruebes un día que no vayas a salir de casa.

 

Etiquetas

Más de revistas

Cuida tus uñas

Miércoles, Septiembre 12, 2018 - 00:00
Siad Char

Las manos son la carta de presentación que tenemos hacia los demás, por este motivo siempre deben lucir impecables. Una de las actividades que más disfruto y a la que más tiempo le saco una vez a la semana es el manicure. Las uñas siempre deben estar arregladas. Cuando digo arregladas no me refiero a tener color en ellas. Las uñas pueden estar hermosas sin necesidad de utilizar pinta uñas. Evitar los pellejitos, las uñas de tamaño irregular y el sucio entre ellas es la clave.

Hacernos el manicure regularmente es una ayuda pero no lo es todo, también debemos tener rutinas en casa y algunas claves para mantenerlas. La uñas hay que protegerlas del agua. Siempre que te mojes las manos sécalas inmediatamente. El agua deteriora la cutícula y aporta a la aparición de infecciones. Si vas a lavar la loza de la casa o alguna ropa a mano, utiliza guantes, esto no sólo evitará que dañes  el esmalte de las uñas, sino que también evita la aparición de hongos, esto ocurre cuando hay constante contacto con agua o jabones fuertes.

A las uñas hay que alimentarlas. La falta de vitaminas en el cuerpo se evidencia a través de las uñas.  Consume alimentos ricos en vitaminas A y B. Si sientes que tienes las uñas frágiles, debes comenzar  a aumentar el consumo de nueces, pescados, tomate y cereal. El calcio siempre es necesario para las uñas por eso se recomiendan los lácteos.

Así como consentimos otras partes del cuerpo, las uñas también merecen de nuestro tiempo y hay que darles una dosis de hidratación para que siempre estén sanas. Los aceites son ideales para esto. Las cremas en las manos deben ser usadas con frecuencia, y al hacerlo no podemos olvidarnos de consentir un poco las cutículas haciendo un pequeño masaje.
Recortar la cutícula es un error, a menos que tengas algún pellejo levantado, de lo contrario, al hacerte el manicure solo con un palito puedes moverla hacia arriba y listo.

Si tienes las uñas muy largas y quieres moldearlas o rebajarlas, no las cortes con tijera, siempre es mejor utilizar una lima. Si vez necesario cortarla, entonces utiliza tijeras especiales para las uñas o un corta uñas. El momento ideal para hacerlo es justo cuando salimos de bañarnos porque las uñas están más blandas por la cantidad de agua que han recibido.

Siempre debes darle forma a tus uñas. Utiliza preferiblemente una lima de cartón y no una lima de metal. Es común que las limas de metal dejen pequeñas esquirlas molestas. Para hacer más fácil el proceso, puedes mojar las uñas un poco con jabón antes de ser limadas.

Muchas veces la pintura de uñas de colores fuertes como los rojos dejan tus uñas amarillas, para blanquearlas puedes sumergirlas en zumo de limón. También puedes crear una pasta con bicarbonato de sodio, limón y aceite de oliva y frotarlo en tus uñas para quitar este tono amarillento. Ten en cuenta que cada vez que quieras pintar las uñas debes utilizar una base para protegerlas.

A personas como a mí nos encanta vernos las uñas siempre pintadas. Intentemos darle un respiro y dejarlas por lo menos un día sin pinta uñas o base o cualquier tipo de producto. Además evita el quita esmalte con acetona. Lo ideal es pintarse las uñas máximo una vez por semana no más de eso.

Una mezcla infalible para el cuidado de las uñas en casa es el zumo de limón, (que las aclara), el aceite de oliva, (las hidrata) y el ajo (las pone más fuertes). Mezcla estos tres ingredientes y masajes tus uñas con este tratamiento. Ten en cuenta que el ajo tiene un olor fuerte, así que te recomiendo lo pruebes un día que no vayas a salir de casa.

 

Imagen: