EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/156317
Relaciones 08 de Julio de 2020

Rebeldía adolescente, otra lucha de las familias en cuarentena

El usuario es:
Foto: 123RF

Diálogo bidireccional, sesiones terapéuticas y la creación de acuerdos familiares son algunas recomendaciones de psicólogos expertos.

Sharon Kalil - Instagram: @sharondkalil
Compartir:

El desafío a la autoridad, la desobediencia de una orden o el incumplimiento de una obligación son características de la rebeldía, un comportamiento humano que en algunos niños y jóvenes hoy día, a causa del aislamiento preventivo obligatorio, se ha intensificado.

Y es que escaparse de casa para verse con amigos en la esquina del barrio, hacer fiestas clandestinas, que luego son publicadas en ‘Live’ de redes sociales, y, en general, obviar las medidas que ha ordenado el Gobierno Nacional, son actitudes que se han convertido en el ‘‘pan de cada día’’ de varias familias que lidian con adolescentes rebeldes y que no saben cómo actuar ante la crisis.

La psicóloga Ángela Ramos Peña considera que los padres deben comunicar la importancia de la covid-19 con completa genuinidad. ‘‘La concientización que se entrega al comunicar, por ejemplo, un aumento de casos de contagio, estará enfocada principalmente en cómo hacerlos responsables de las elecciones que toman como personas, sin dejar de lado el contexto en el que se vivencia esta experiencia para el sistema familiar’’.

Si usted está pasando por la situación en mención tenga en cuenta que, en términos de comunicación, es importante que primero le pregunte a su hijo qué piensa y qué comprende de la pandemia, y luego darle un contexto a esa opinión sin juzgar, sin desacreditar y sin responder como crítica a algo con lo que esté equivocado o no esté de acuerdo.

‘‘Es preponderante hacerle entender que como ser humano y ciudadano de una sociedad cobra importancia el cuidado que tenga consigo mismo y con su primer entorno. También aconsejo construir acuerdos entre él y ustedes mismos como padres, en los que incluyan estrategias y reglas, y, a su vez, se hagan un compromiso mutuo’’.

Andrés Gutiérrez, psicólogo de la Fundación Semillas de Vida, resalta que muchos padres de familia han perdido el control y el manejo de sus hijos durante la pandemia. ‘‘No directamente se presentan estas conductas por la pandemia, sino que desde mucho antes estos jóvenes no seguían pautas de crianza ni acataban normas. En estos casos, se recomienda inicialmente plantear un diálogo bidireccional, en el que se pueda evidenciar los puntos de vistas de ambas partes’’.

Así pues, para mejorar la relación con sus hijos podría alternar dinámicas en casa que permitan afianzar los vínculos familiares, y someterse a sesiones terapéuticas que ayuden a que paulatinamente se recupere la buena conducta de los más pequeños del hogar.

‘‘Es bueno establecer rutinas, horarios para despertarse, dormirse, estudiar, ver televisión, etc., además de hablar sobre lo que está pasando en el contexto colombiano con la pandemia, pues a muchos se le está olvidando. La rebeldía de los jóvenes en ocasiones tiene que ver con el manejo que le dan sus padres, pues a veces estos no tienen acompañamiento permanente o no existe el diálogo en casa’’.

El especialista agrega que, aunque un hijo rebelde es difícil y conflictivo, muchas veces es necesario que los profesionales determinen si este tiene alguna condición mental que le intensifique esas conductas o si es consumidor de alcohol o de drogas, sustancias que pueden llegar a causar el mismo efecto. ''Algunos pacientes que se tornan agresivos tienen un diagnóstico que se llama Opositor desafiante, que necesitan ser tratados oportunamente. Entre más rápido se pueda identificar la condición atípica se tendrán más probabilidades de que sea exitoso el procedimiento''.  

La psicóloga Ángela Ramos dice que para afianzar las relaciones familiares es importante habilitar escenarios para la conversación, momentos, horas, lugares y días determinados y conocidos por todos. ‘‘Se tiene que tener presente que la realidad es múltiple y que el conocer al otro invita inicialmente a eliminar prejuicios o invalidaciones instauradas, que se dan por que sentimos que no compartimos la experiencia o la forma en la que los demás experimentan su vida. El punto de consenso y la mediación entre las diferencias, cobrará fuerza en los vínculos, ya que valida, reconoce, construye confianza y mejora las respuestas emocionales que el otro pueda tener ante cualquier situación cotidiana’’.

''Creo que las relaciones también se tienen que afianzar con amor, pero no cualquier amor, sino uno responsable, coherente y objetivo, uno que los padres de familia saben que necesitan sus hijos'', sugiere Gutiérrez. 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA