EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153173
Relaciones 17 de Julio de 2019

¿Qué puedo hacer si tengo un familiar adicto?

El usuario es:
Foto: shutterstock

Psicólogos aseguran que es necesario el diálogo, poner límites y condiciones, y evitar convertirse en el ‘salvador’ del paciente.

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

En el hogar se presentan un sinnúmero de problemas que pueden afectar el bienestar de cada uno de sus miembros. Uno de ellos es la convivencia con una persona que sufra de alguna adicción a sustancias alucinógenas, alcohol, sexo, etcétera, es por eso que, si este es su caso, en esta edición conocerá algunos consejos para sobrellevar esta problemática familiar.

Según el psicólogo clínico Ricardo García, en general, en el caso de las tres adicciones se pueden seguir los siguientes pasos: hablar abiertamente del problema y dejar todo claro; ir a donde un profesional para que realice un diagnóstico adecuado; cuidarse, poner límites y condiciones; tener vida propia y, en el caso de los adictos al sexo, es recomendable realizar análisis de enfermedades de transmisión sexual.

“Es necesario darse tiempo y darle tiempo al adicto para su recuperación; darle al adicto la responsabilidad de curarse él; evitar controlar y vigilar lo que hace; evitar convertirse en salvador, protector o cuidador y acudir a terapias de grupo”, agregó.

Ahora bien, según el psicólogo de la Fundación Semillas de Vida Andrés Gutiérrez hay muchas familias y parejas que viven engañadas, pues aún no han confirmado el consumo de algún familiar. “Infortunadamente por la codependencia o ese amor que se tiene a la pareja, no se ve con tanta claridad que hay un consumo. Lo primero que se debe hacer al darse cuenta de esto es tener un diálogo serio, honesto, pero radical y contundente, que haga que la persona adicta sienta que efectivamente está mal y está cometiendo errores”.

También concordó con García con que, luego de esto, deben acudir a un especialista. “La persona no puede permitir que el familiar siga con ese consumo, de lo contrario estaríamos siendo permisivos, por lo que no vamos a ayudar en la recuperación del paciente. Si bien es muy lamentable que se vivan estas situaciones en pareja, hay que sacar la fuerza para enfrentar esas realidades con decisiones, pues incluso el paciente puede entrar en una etapa de manipulación y de mentira ya que su mente se encuentra en un estado de placer”.

Los consultados afirmaron que si los familiares no le pusieron límites a tiempo a la situación y los afectó por mucho tiempo el comportamiento del adicto, es recomendable que asistan a terapia familiar a fin de que se restablezcan. Si, por el contrario, si se detectó a tiempo, el único que debe someterse a tratamiento es el adicto.

Por otra parte, para que el paciente domine su adicción lo primero que debe hacer es reconocer que tiene una afectación, luego hablar abiertamente con su familia sobre el deseo de superase, y por último, comprometerse con un tratamiento.

 “Las adicciones si no se tratan a tiempo toman fuerza y, a medida que pasa el tiempo, es más difícil reconocer la adicción y sobretodo aceptar un tratamiento. Por eso es tan importante el apoyo familiar y las reglas y límites en estos casos; el afecto también es importante, pero regulado”, dijo García.

Gutiérrez aseguró que la familia debería buscar un escenario tranquilo para transmitir la desaprobación al adicto. Estos deben contar con una estrategia profesional de algún centro médico antes del acercamiento.

“Se necesita desglosar todo lo que se está presentando en la vida del adicto para hacer un plan de intervención y que la desaprobación contenga todos los beneficios que perdería por estos actos, por ejemplo, el proyecto de vida con su pareja. Tarde o temprano todos los consumos salen a la vista. En casos se ha visto que el adicto en sus fases progresivas del consumo no puede seguir aparentando su adicción porque es más fuerte lo que genera los comportamientos desadaptativos, dado que las sustancias tergiversan la realidad”, finalizó.

También aconsejó a todas las personas que consuman droga que llegó el momento de que cambien sus deseos y los canalicen hacia su familia, su realización personal y constitución de metas y objetivos.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO