EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155912
Relaciones 02 de Junio de 2020

Las rupturas amorosas también se dan en la pandemia

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Psicólogos recomiendan optar por rutinas saludables y actividades físicas para sobrellevar el momento y no recurrir a las redes socielaes para hacer públicas las decepciones.

Sharon Kalil - Instagram: @sharondkalil
Compartir:

Tusa, despecho, tristeza o fracaso amoroso. Hay distintos términos para expresar el dolor que casi todos hemos sentido en algún momento de nuestra vida por la ruptura de una relación o que hemos ayudado a sanar.  Hoy día este sentimiento se reconoce libremente en redes sociales, pero por ser común no necesariamente es la opción más acertada.

Y es que es usual ver ‘hilos’ en Twitter, ‘En Vivos’ en Instagram y publicaciones en Facebook de personas que cuentan sus experiencias con el amor y el desamor. Las personalidades de la televisión, de la música, del cine y, en general, del arte, no han sido la excepción, pues más de uno ha aclarado rumores y ha confesado detalles de sus amoríos y tusas en las plataformas digitales.

El más reciente caso fue el del cantante Andy Rivera y de la actriz Lina Tejeiro, quienes a través de ‘en vivos’ en sus cuentas de Instagram contaron hace unos días los motivos de su separación y de cómo quisieron volver a intentarlo tiempo atrás. Ambos mencionaron que se sentían tristes y que cada uno estaba viviendo su despecho en medio del aislamiento preventivo actual.

Así como ellos, muchas parejas actualmente le han sumado una carga a la pandemia: el dolor en el corazón. Es por eso que en esta ocasión dos psicólogos expertos en relaciones de pareja dan consejos para sobrellevar una ruptura, matrimonial o de noviazgo, en la cuarentena.

‘‘Raras veces aceptamos una ruptura como una oportunidad para un cambio de vida (que de hecho lo es). En términos generales una ruptura lleva a una sensación de fracaso, a una decepción de la pareja que no la mereció o frente a sí mismo, por no haber sabido manejar la situación. Por lo anterior, a veces hay sentimientos de culpa. Es importante levantar la autoestima y apreciar los cambios de la nueva situación’’, aseguró el psicólogo Jorge Velásquez.

Aclaró que, aunque son muchas las consecuencias psicológicas derivadas de la cuarentena aun sin ruptura amorosa: ansiedad ante la incertidumbre, estrés, irritabilidad, depresión, sentimientos de soledad, esta agudiza los sentimientos. ‘‘Toda pérdida provoca un duelo que cuando se comparte con familiares y amigos es más fácil y más rápido de sobrellevar, por lo que las personas que estén experimentando esto puede que se sientan más fuertes en medio del aislamiento’’.

Por su parte, la también psicóloga Paola García Carrillo recomendó buscar actividades que distraigan durante estos días. Puede ser el ejercicio físico diario, leer o ‘‘reencontrarse’’ con amigos por medio de videollamadas. ‘‘Cuando se está en medio de una ruptura no se tiene ganas de hacer nada, así que lo más importante es buscar una motivación para que ayude a remover esos pensamientos’’.

‘‘Este es un momento para pensar en el amor propio. Es decir, entender qué significa uno mismo, qué errores se tiene y qué es lo que me hace valioso. Si hablamos de una separación de un matrimonio es un poco más complicado, por lo que se torna más difícil de aceptarlo, pero tenemos que empezar a refugiarnos y pensar en la familia, amigos y demás personas que no van a dejarnos solos y que nos ayudarán a superar este. Ese es un proceso que conlleva tiempo de aceptar, pero es necesario tener una red de apoyo y tener una rutina saludable’’.

Dependencia emocional. Algunas señales que indican que una persona siente dependencia emocional por su pareja, según los especialistas, son: incapacidad para tomar una decisión frente a una situación qué evidentemente la requiere y a sabiendas que tal situación genera angustia o preocupaciones a terceros; ansiedad permanente ante la idea de una posible separación temporal o definitiva; mendigar afecto desesperadamente; modificar planes laborales, de estudio o familiares para estar siempre con la pareja; tener temor a sentirse solo(a); endiosar a la pareja; sentir baja autoestima; sentir la necesidad de saber del otro continuamente; darle prioridad siempre al otro; la autoanulación; ocupar un papel inferior.

‘‘Hay actitudes muy claras que dan a entender que una relación definitivamente ha terminado: cuando se está lleno de muchas dudas; no se tiene tiempo para el otro; se culpan el uno al otro y no se tiene el deseo de hablar de soluciones; desaparece el deseo y la confianza, entre otras’’, puntualiza García.

El psicólogo Jorge Velásquez agrega que hay muchas evidencias del deterioro y ‘‘muerte’’ de una relación, aunque los involucrados digan que todo está igual. Por ejemplo, el hecho de que ya no disfruten compartir tiempo de calidad, no existen detalles o que se tenga una comunicación indirecta y violenta.

Finaliza diciendo que las redes sociales se han convertido en ‘‘fuente de nuevos problemas porque se han usado para ventilar asuntos que sólo le competen a la pareja. En muchos casos se exponen casos sin pudor, provocando humillación y vergüenza para el otro’’.

‘‘A mí no me parece que sea saludable expresar el despecho a través de redes sociales. El mejor medio para desahogarnos siempre serán los familiares y amigos de confianza, personas que realmente sienten interés por nosotros’’, opina García.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA