EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/20620
Relaciones 10 de Mayo de 2011

El derecho y los deberes de ser madres

El usuario es:

Compartir:

Esta semana leí detenidamente una crónica en primera página que me volvió a poner a pensar sobre los deberes de la maternidad.

En pleno siglo XXI casi nadie pone en tela de juicio el derecho que toda mujer tiene de elegir ser madre, pero ese derecho esta indudablemente unido al deber de mirar detenidamente las condiciones en que ese nuevo bebé vendrá al mundo.

Mi trabajo diario me ha permitido conocer casos en que las madres irresponsablemente traen al mundo un nuevo ser sin contar los padecimientos que le esperan. Me he dado cuenta que muchas veces estas acciones irresponsables se basan en creencias irracionales.

Por ejemplo, una mujer que tenía serios problemas matrimoniales y se encontraba inmersa en una crisis conyugal grave debido a que ella y su esposo no podían conversar tranquilamente sobre los problemas diarios.

Cualquier conflicto cotidiano terminaba en una gran pelea que cada día estaban deteriorando la convivencia de dicha pareja. La mujer veía que su matrimonio parecía a punto de fallecer.

Una tía de dicha mujer le aconsejó tener otro hijo, “porque un nuevo hijo une intensamente a la pareja”. Y esta mujer, creyéndole a su tía, buscó un nuevo embarazo, confiada en que eso sería la solución a su crisis conyugal.

El embarazo fue muy conflictivo, entre otras cosas porque el marido veía que la plata no alcanzaría para los gastos de este nuevo hijo y los 3 anteriores que tenían. Luego de tantas peleas y problemas, el niño nació con trastornos graves de salud.

El matrimonio no se mejoró y la crisis conyugal se intensificó dado que esa pareja no aprendió cómo comunicarse y resolver problemas conversando. Así como esta, he visto muchas historias a través de mi diaria labor. Y lo que me ha enseñado es que muchas mujeres y sus maridos tienen claro su derecho a ser padres pero no ven claramente los deberes que implican la maternidad y la paternidad.

Traer un hijo al mundo es una acción que genera muchas responsabilidades. Para concebir un hijo deberíamos estar seguros que tenemos la capacidad económica para facilitarle todo lo que necesita para su adecuado desarrollo físico y mental.

Deberíamos estar seguros de contar con la estabilidad matrimonial para que ese hijo crezca en medio de una familia estable. Es necesario que nos preguntemos si tenemos la paciencia y el desprendimiento para criar y educar a ese hijo sin maltratos ni carencias.

No nos engañemos, no todo el mundo tiene la madurez para soportar las presiones que trae el educar con paciencia y buena cara a un niño que por su misma inmadurez hace cosas que no nos gustan.

Definitivamente ser madres o padres es un derecho que tenemos todos, pero que implica una serie de responsabilidades que algunas veces ignoramos. Eso afecta drásticamente a los padres y a los hijos.

Si hoy estás pensando en tener un hijo, ¿Están tú y tu pareja preparados para traer ese niño al mundo y facilitarle los medios para que satisfaga todas sus necesidades físicas, mentales y emocionales? De no ser así, es mejor que postergues ese deseo y te prepares para que más adelante estén listos para ser unos excelentes padres.

Por: José Manuel González
Tel. (575)3572314 - Cel. 310-6302444
Dir. Carrera 51B 94-334, consultorio 404, Barranquilla
www.drjmgonzalez.com - Twitter: @drjosegonzalez
http://drjosegonzalez.blogspot.com/

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO