EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153481
Relaciones 21 de Agosto de 2019

¿Cómo sobrellevar una relación teniendo una enfermedad de transmisión sexual?

El usuario es:
Foto: shutterstock

Una de las primeras recomendaciones es que el paciente acepte su condición. Se aconseja ser sincero con la pareja, aunque este tema no debe ser el centro de la relación.

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

Mucho se ha escuchado en charlas escolares, en foros de salud y hasta en encuentros con amigos sobre las enfermedades de transmisión sexual. Sus síntomas, sus tratamientos y cómo se contagian son algunos datos que año tras año se dan a conocer a distintos grupos sociales, pese a ello, hay muchos que hacen caso omiso o le restan la importancia que requiere.

Tal vez lo anterior se refleje en que, por ejemplo, en este periodo del 2019 se han registrado en Colombia, según el Instituto Nacional de Salud, 6961 nuevos casos de VIH, infección que ocasiona SIDA, confirmados por laboratorios.

Desde luego, el hecho de sobrellevar una enfermedad de este tipo es un gran reto, pero puede ser un desafío aún más grande retomar la vida sentimental después de enterarse de este padecimiento. Según la psicóloga clínica Diana Gómez Miranda si el diagnóstico se da dentro de una relación estable de pareja, se pueden despertar muchas dudas y emociones, además del impacto de la enfermedad de transmisión sexual (E.T.S.).

“Surge de inmediato la incógnita de ¿cómo la adquiriste?, y pueden despertarse dudas sobre la confianza, la fidelidad, etc., lo cual de cierta forma se convierte en un doble duelo; Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunas E.T.S. son asintomáticas, y es posible que incluso la persona se haya contagiado en una relación anterior”.

Agregó que sea cual sea la situación, para ella, el primer paso y uno de los más importantes para afrontar la enfermedad tiene que ver con la aceptación. “Antes de esperar que otra persona o tu pareja de siempre te acepte, primero debes aceptarlo tú, entenderlo tú, e incluso perdonarte tú. La ayuda profesional, en este caso la terapia de pareja, es mi principal recomendación para lograr retomar la vida sentimental”.

Ahora bien, el también especialista en psicología Ricardo García manifestó que lo primero que se debe hacer es ser sincero con la persona con la que se va a iniciar la relación y contarle que sufre una ETS, decirle hace cuánto la sufre y qué tipo de enfermedad es, pero no es necesario contarle detalles de sus parejas pasadas.

“Se debe ser directo, sincero, permitir que le pregunten y responder ampliamente hasta donde sea posible, y escuchar. Una ETS puede ser difícil, sobre todo si no se investiga y si no se comprende que, por ejemplo, se pueden tener relaciones sexuales sin tener contacto físico o protegiéndose con condón en cualquier relación que se quiera tener: oral, anal o de coito normal”.

¿Qué hacer? Si tiene una vida sexual activa con su pareja y se entera que sufre de una E.T.S., debe suspender las relaciones sexuales hasta que ambos se hayan realizado todas las pruebas, incluso aunque su pareja no presente ningún síntoma. De igual forma es vital la adherencia al tratamiento médico.

 

Otro consejo de los profesionales es que no se mencione la situación constantemente, aunque sí se deben tener muy claras las condiciones “especiales” a la hora de tener relaciones.

“Estar mencionado la situación puede llevar a la persona a un permanente sentido de culpa, lo cual puede generar en resentimiento y rompimiento de la relación, entre otros desenlaces nada favorables para los involucrados”.

Gómez explicó que las personas que tienen algún tipo de E.T.S. suelen desarrollar algunos problemas psicológicos asociados a alteraciones del estado de ánimo, principalmente cuadros de depresión o ansiedad. También es común que desarrollen dificultades de autoestima, auto-concepto, autoimagen, autolimitaciones a causa de estereotipos sociales, etcétera.

“El paciente se vuelve en muchos casos una “montaña rusa de emociones”, por lo que el principal apoyo del cuidador consiste en escucharlo, identificar sus emociones, y permitirles su expresión. De igual forma el apoyo social emocional va asociado a la resiliencia y al cuidado del cuidador. La persona que asume este rol debe desconectarse, y evitar el monotema, ya que en la medida en que él se sienta bien podrá trasmitir ese apoyo al paciente”, concluyó.

Así pues, la relación y la comunicación de la pareja no puede girar solo sobre este tema, sino abordar otros y mejorar el nivel de confianza de ambos.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO