EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/149693
Relaciones 15 de Agosto de 2018

¿Cómo lidia el hombre con las emociones cuando es infértil?

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:
En algunos casos el proyecto futuro o inmediato de una pareja adulta radica en contraer matrimonio y, al cabo de unos años, ser padres. En esta última las ilusiones aumentan y los pensamientos de traer vida al mundo tal vez sean más recurrentes, así que planificar podría tomar uno de los primeros lugares dentro de la lista de objetivos.
 
Esperar cada mes hasta que la cigüeña llegue a la puerta puede suponer una larga o corta espera, pero si todo se ve empañado a causa de que el hombre es diagnosticado en condición de infertilidad las esperanzas se vienen abajo. Esta situación puede llegar a impactar emocionalmente, así que es frecuente que como respuesta el hombre empiece a encerrarse en sí mismo y proyecte ira, resentimiento y frustración.
 
Martha Ramírez, psicóloga y magister en Desarrollo Social, señala que en el caso de los hombres, “la primera sensación que suelen sentir es disminución en su hombría, debido a que en el imaginario popular de nuestra cultura aún existe la relación ancestral entre fertilidad y masculinidad. Por esto habrá un gran impacto emocional que desencadenará ansiedad, culpa y depresión”.
 
Añade que en algunos casos afecta la autoestima y repercute en todos los ámbitos de la vida, especialmente en la relación de pareja. De hecho, hay quienes empiezan a recrear la idea de que no son suficientemente buenos como esposos.
 
La psicóloga clínica, María Eugenia Reátiga, explica que en algunos hombres el concepto de infertilidad podría significar una herida narcisista y, en consecuencia, depresión y duelo. 
 
“En culturas machistas fecundar un hijo significa ser hombre, de modo que la infertilidad puede producir sentimientos de impotencia y una herida al ego masculino”.
 
Sepa que, como lo establece el urólogo Emiliano Morillo, los mecanismos de fertilidad, erección y eyaculación son diferentes. Así que “las personas que sufren de infertilidad no tienen nada que ver con que tengan problemas o no de erección”.
 
Por su parte, Ramírez enfatiza en que si los sentimientos en mención no son manejados con asertividad, quien esté al lado del hombre experimentará resentimiento, habrá tensión entre ambos y como consecuencia en el escenario familiar aparecerán las discusiones.
 
Juan Luis Giraldo, médico cirujano y especialista en reproducción humana, manifiesta que quien sufre de infertilidad tiene tres opciones: la primera es recurrir a los tratamientos de reproducción de baja y alta complejidad; la segunda es adoptar un hijo y la tercera, aceptar la vida en parejas sin hijos.
 
Aconseja que quien se decida por los tratamientos debe evitar, si es posible, que se conviertan  en el eje de su existencia. Para lograrlo recomienda no descuidar el ámbito laboral, académico y el de convivencia en pareja, entre otros. Añade que desarrollar actividades junto a su compañera sentimental al igual que hacer planes a largo plazo puede ser una buena estrategia.
 
“Condicionar la felicidad a la obtención de un hijo es un error común que debe evitarse. La vida continúa y tener hijos es una parte más de ella, pero no su único fin. Al final es necesario entender que en el manejo de la infertilidad siempre habrán nuevas opciones”, enfatiza Giraldo.
 
Tenga en cuenta que...
 
 
La frustración, la ira y el reproche hacen parte de la primera etapa de duelo de la infertilidad en el hombre. Es vital entender que cuando hay amor este problema termina siendo de dos, por tanto, es vital compartir los sentimientos y las  emociones.
 
Recomendación
 
 
María Eugenia Reátiga, psicóloga clínica, aconseja aceptar la realidad, lo que significa hacer un duelo, digerir el dolor (llorarlo y no negarlo) para dar salida a la reparación y el aprendizaje.
 
Sepa que...
 
 
Según Martha Ramírez es importante que la mujer sea empática con el hombre. Conversar los problemas permite que no se edifique un muro entre los dos y que ambos puedan encontrar la solución adecuada.
 
Ayuda
 
 
Los expertos mencionan que generalmente el mejor lugar para buscar apoyo es la cónyuge. No obstante, es vital asistir al psicólogo (en pareja o individual), pues resulta necesario tomar sesiones en las que se trabaje mucho la autoestima y se acabe con mitos que asocian la infertilidad con la virilidad.
 
 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO