EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155467
Relaciones 26 de Febrero de 2020

Algunas técnicas que invitan a reflexionar

El usuario es:
Foto: shutterstock y archivo particular.

El yoga, decir palabras positivas y el silencio son técnicas que ayudan a tomar consciencia, así como relajar la mente y el cuerpo. Dos expertos explican cómo hacerlo.

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

Llegar a un instante de reflexión, después de una temporada de fiestas y excesos, para muchos puede considerarse el mayor de los retos. Hoy se inicia el tiempo de Cuaresma, y no hay que ser católico para intentar vivir una experiencia de relajación de cuerpo y mente, sentarse a pensar y evaluar las situaciones agobiantes o momentos felices que hemos vivido.

El yoga y la meditación son algunas de las técnicas más antiguas y efectivas para relajarse por completo y tener una relación sincera con uno mismo. Según el instructor de yoga certificado en Mindfulness Aníbal Tapias, la disciplina física en mención consigue un balance entre la mente y el cuerpo, pues “mientras el cuerpo se va moviendo en asanas o posturas corporales suaves, la mente va entrando en un estado de relajación, el cuerpo se va soltando y poco a poco la persona se vuelve más flexible. Eso mismo pasa con la mente, esta va abriendo los pensamientos y mostrando nuevos caminos de la vida en general”.

Si usted quiere practicarlo debe comenzar paso a paso: concentrarse en la respiración, ubicarse en el momento presente, estirar y, poco a poco, hacer poses suaves como el niño, el gato, la cobra y la icónica pose de guerrero, (vea como se hace en cada imagen).

Pose del niño. Siéntese sobre los talones y mantenga las costillas sobre los muslos. Estire los brazos. Puede dejar la cabeza con la frente en el suelo o sobre las manos.

Pose del gato. Abra las piernas al ancho de las caderas y alinee las rodillas con esta. Forme una línea perpendicular al suelo con los hombros, codos y muñecas.

Pose de meditación. Estire la columna mientras relaja los hombros y ponga la barbilla paralela al suelo. Siéntese sobre los isquiones y cruce las piernas.

Pose del guerrero. Separe los pies alrededor de  seis centímetros, eleve los brazos y estírelos. Mantenga los brazos en posición vertical.

Pose de la cobra. Ponga las manos a la altura del pecho. Con la ayuda de los brazos eleve la cabeza y el corazón al inhalar.

Tapias resalta que al hacer yoga el cuerpo va a encontrar un balance entre las actividades, el estilo de vida y el peso de la persona, es decir, el cuerpo va a generar la forma y el peso ideal para la vida. “En técnicas más avanzadas como acroyoga o aeroyoga se trabajan temas de confianza, motivación y superación personal”.

Cabe destacar que en cuanto a la meditación, esta puede hacerse por unos segundos o por horas y en cualquier lugar. “Se puede meditar en una oficina sentado, en una mecedora, sentado en el piso, en una piedra o hasta de pie esperando el bus. La clave es concentrarse en la respiración, inhalar y exhalar de manera continua, calmada y concentrarse en ese conteo. A los principiantes se le aconseja hacer una meditación guiada donde el instructor les dice qué pensar y hacia donde pueden llevar la mente”.

Por otra parte, el coach ontológico Jorge Baena Molina asegura que el silencio es una técnica que brinda un espacio de quietud en la que se consigue tranquilidad en medio de las aflicciones, preocupaciones y demás desgastes físicos y emocionales. “Te conectas con la fuente, es decir, Dios, otros universos o la vida”.

Agrega que esta tiene dos etapas: preguntarle a la fuente ¿para qué se está viviendo cierta situación?, con la intención de encontrar respuestas necesarias sobre la vida, y tener un segundo silencio con preguntas para uno mismo como ¿quién soy?, ¿qué quiero?, ¿a dónde voy?

“De esta manera se meditará si hasta el momento se ha actuado en cuanto a la formación del entorno y está bien, o si se debe empezar a crear ese personaje que viene con una misión a la tierra. Para tener paz mental se debe creer que se vive para cumplir un propósito, que sé es importante en la vida y valorar los talentos y dones”. 

Baena dice que también es importante que se expresen siempre palabras positivas, optimistas y constructivas para llegar a esa paz.

“Otra técnica es soñar y visualizar, pues cada día uno se levanta con esas ganas de vivir y cumplir el objetivo. No es fácil reflexionar y más porque se debe hacer un proceso de consciencia y hay muchas personas que viven en modo automático. Después de una semana de jolgorio en la que algunos se van a los extremos con ciertas situaciones, se sienten preocupados, aburridos y demás porque no reflexionaron antes sobre cómo debieron vivir. Cuando yo reflexiono tomo consciencia y percibo la vida de una manera positiva”.

Así las cosas, el llamado de estos especialistas, sobre todo en estos días de gigas, megas y trancones, es a tomarse unos minutos y meditar un poco.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA