EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/131460
Receta 09 de Julio de 2014

‘Escargots’ al ajillo, un clásico de la cocina francesa

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Alejando Rosales
Compartir:

La cocina francesa es la invitada internacional en esta oportunidad y que mejor que unos escargots  (caracoles en castellano) para tentar el paladar de nuestros lectores.

Con la asesoría del restaurante Dijon y de su chef, Carlos Pérez, presentamos estos escargots al ajillo, fáciles de preparar, sofisticados y saludables al mismo tiempo.

Se puede decir que el principal obstáculo para preparar este plato es conseguir los escargots en el mercado. La forma más común de encontrarlos es enlatados, pero en muy pocos supermercados de Barranquilla.

El chef explica que este plato es un clásico que identifica plenamente la cocina parisiense.

Es ideal como entrada y su preparación no toma más de 10 minutos.  También impacta a cualquier comensal por su sabor y textura que no debe ser ni muy suave ni muy duro.
Los escargots que vienen enlatados no necesitan cocinarse, pero los que están en su caparazón deben dejarse en agua recién hervida y por unos cinco minutos.

¡QUÉ FÁCIL!

‘Escargots’ al ajillo

Ingredientes para una persona:
•  100 gramos de escargots que son más o menos 12 caracoles
•  100 gramos de mantequilla
• 5 gramos de perejil finamente picados
•  Una cabeza de ajo finamente picada
• Una copa de vino blanco
•  Una copa pequeña de brandy
•  2 cucharadas de aceite de oliva
•  Sal al gusto
•   Pan francés para acompañar

Preparación:

Se saltean los escargots con la copa pequeña de brandy durante cinco minutos y a fuego lento. Por aparte se hace la salsa al ajillo que se compone de mantequilla, ajo finamente picado y sal al gusto. Luego la salsa se mezcla con los escargots y se bañan con la copa de vino blanco. Se deben cocinar hasta que la salsa empiece a burbujear. Al final se le agrega por encima el perejil picado. Para disfrutar y sentir todo el sabor de la salsa con los caracoles se recomienda acompañarlos con pan francés fresco y crujiente. También es aconsejable servir los escargots con una copa de vino blanco o simplemente agua, en caso de que no le guste el alcohol. 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO