EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155404
Moda 19 de Febrero de 2020

Seis vestidos que narran con música historias del Caribe

El usuario es:
Foto: John Robledo e Instagram @lavirreina

Kirvin Larios
Compartir:

Al igual que las letras o el lenguaje hablado de los pueblos, la moda, el color, el diseño y la música son contadores de historias. En fechas de carnaval esto se hace más evidente cuando cada elemento que compone la fiesta contribuye a alimentar sus relatos con su variedad de significados. 

Consciente de este potencial creativo que anida tanto la música como la moda en el Caribe, la estudiante de último semestre del programa de Moda e Indumentaria de LCI Barranquilla, May Pájaro Rolando, creó una propuesta de proyecto de grado que acogió en seis vestidos sus dos “pasiones”: la moda y la música, unidas conceptualmente por el ruido, el esplendor y las formas mixtas del Carnaval.

El título, Cuentos contados bajo el palo e’ tamarindo, fue escogido con el propósito de que fuera “largo, sonoro y rítmico” como la misma colección.

Su presentación al público no fue un desfile con modelos que recorrían una pasarela luciendo los diseños, sino una puesta en escena en el efímero Museo de la Gozadera (Centro Comercial Viva) donde retumbaron los ritmos folclóricos, las historias detrás de cada traje y, por supuesto, el baile, pues a cada uno le correspondía una canción referente del Carnaval o el Caribe.

“Puede que no estemos tocando los temas del Carnaval ciento por ciento, es más un homenaje al Caribe, pero hay muchos elementos presentes como la fiesta y la parte del sincretismo religioso que a veces la gente no sabe que tiene mucho que ver con el Carnaval”, dijo May —hija de la diseñadora Diana Rolando— en entrevista con la revista M!ércoles de EL HERALDO. 

El evento estuvo amenizado por  la cantante Linica y la cantadora Nataly Acosta, quien se presentó con un vestido de la propuesta, y el Dj Nicolás Bovea.

Cultura popular

La champeta entró en escena con el atuendo inspirado en el ruido del mercado, el centro de la ciudad, los picós y las decoraciones interiores de los buses de servicio público. Se trataba de un enterizo verde fluorescente, con flecos y capa rosada amarrada a la cintura. De fondo sonó la canción ‘El botón del pantalón’ de Systema Solar.

Sincretismo religioso

Uno de los atuendos más recargados estuvo influenciado en ornamentaciones de motivo religioso; consistió en dos piezas en tonos grises, escarchados, y un velo rosado; como accesorios la modelo llevó cruces y un rosario. ‘Lucero espiritual’ fue su tema musical, del compositor Juancho Polo Valencia.

Baldosas y cumbia

La cumbia y las baldosas hidráulicas, comunes en la arquitectura de casonas del siglo XX, y el movimiento de la pollera, semejante al de las olas o la atarraya de los pescadores, confluyeron en uno de los vestidos más coloridos que tuvo como canción ‘El pescador’ de José Barros, entonada por la cantadora del evento.

África en Colombia

“La esclavitud y posterior cimarronaje son temas principales en este atuendo”, explica Pájaro Rolando sobre el vestido con tocado de plumas que supuso una recordación de las tradiciones ancestrales africanas. El tema musical, ‘Batalegüe’, estuvo a cargo de otra de las presentadoras del evento, Linica, su propia intérprete.

Palereo Pabla

La historia que inspira este atuendo trata de una genealogía: así como una madre, Eulalia González Bello, legó de su madre la música, su hija, Pabla Flórez González dará continuidad a su herencia luego de un conflicto por sus creencias y una promesa en el lecho de muerte de Eulalia. Canción: ‘Bulla y tambó, pal lereo pabla’, de Jhonny Rentería.

Alicia Dorada

Dorado, destellante y con sombrero ladeado, la modelo llevó este vestido en una puesta en escena que remitía, por su calma rítmica, al luto por ‘Alicia Dorada’, del legendario compositor Alejo Durán, que sonó en su presentación. El atuendo estuvo inspirado en los “majestuosos tejidos” de mecedoras de mimbre y en sombreros de la Región Caribe.

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA