EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/2866
Moda 11 de Enero de 2011

Piezas que debes tener en tu armario (II)

El usuario es:

Compartir:

El comienzo del nuevo año puede ser el momento propicio para hundir nuestros sentidos en nuestros armarios y hacer una rígida auto evaluación. Afuera lo viejo y adentro lo nuevo, podríamos decir. Pero lo cierto es que, para tener un guardarropa completo y que nos haga fluida la experiencia de vestirnos a diario, la ecuación debe inclinarse sobre varios lados de la balanza: en primer lugar, tener piezas obligatorias y básicas que, pase lo que pase, sobrevivirán los embates del tiempo y las fiebres de la moda; dos, hacernos de ítems que se adecúen a nuestro tipo de cuerpo; y tres balancear lo básico con lo trendy. Estas son las tres claves para tener en cuenta a la hora de examinar, reestructurar y renovar nuestro armario.

Nuestro segundo capítulo–que antes sugirió poseer una camisa blanca, un vestidito negro, una blusa marinera, pantalones negros, jeans adecuados a tu figura, maxi bolso y bolso con cadena- recomienda otro conjunto de ítems, algunos que añaden pinceladas de vanguardia y otros que aseguran un estilo que se sostiene por ser eternamente chic. De este último tipo son las prendas como el trench coat, el blazer tipo tuxedo, las bailarinas, los tacones negros y el sobre para noche. Son todas piezas inescapables que sirven para mujeres de muchas edades, relucen por su versatilidad y siempre quedan bien. También añadimos dos que son grandes “afirmaciones” de estilo y que, combinadas incluso con el ensamble más simple, son capaces de generar apreciaciones estéticas deseables: los collares de impacto y los objetos trendy, una cartera fucsia, zapatos con osadía, y anillos con visos de arte vintage, son ejemplos.

 

 

 

 

 

 

 

La sutileza que lo caracteriza lo convierte en la pincelada para finalizar un ensamble mucho más formal. Dependiendo de su diseño, puedes usarlo en cócteles, fiestas formales, matrimonios, etc. Como mínimo hay que tener uno pero puedes tener varios para acoplarlos a las exigencias de tus invitaciones. Añaden una pizca de delicada feminidad y gracia a una estética refinada. Si te fijas, suelen ser los grandes protagonistas en las alfombras rojas. Puedes encontrarlo según tus gustos: si eres clásica, filosa, tradicionalmente chic o transgresora.

Un par de jeans pitillo, una T-shirt o camisa blanca y tacones –algo tan llano y simple- bastarán para complementar una pieza como esta. En inglés se les llama statement piece lo que significa que en sí misma es una afirmación de altos decibeles de estilo. Sirven en aquellos días en que te sientes estancada.

Tu tarea es que sean arrasadoras pero que logren sobrevivir la prueba del tiempo. Algunos ejemplos: unos shorts de lentejuelas, una cartera roja vivaz o fucsia caliente y anillos con aires antiguos y de artesanía decó.

Toda mujer debe tener este clásico infaltable en su armario. Si deseas disimular caderas y muslos anchos, úsalo en un largo que vaya hasta el hueso de la cadera. Funciona con lo alto y lo bajo; incluso Kate Moss, icono de estilo personal, lució uno con un vestido de gala.

Ultra chic. Audre Hepburn lo usaba y hoy, iconos del presente como Alexa Chung lo reinterpretan probando que es una de las cosas que más exaltan el estilo en una mujer, independiente de su edad, forma y estilo.

 Salvadores y versátiles. Si tienes un cóctel, funcionan; si quieres subirle el volumen a unos jeans, también. Puedes incluso tener varios: sobrios y seguros, clásicos con un giro o deslumbrantemente rompedores como los embelesados de Miu Miu.

Reinas del confort pero sin bajarle al elemento de sofisticación. Aunque abundan en tipo bailarina, las de Valentino, puntudas y con taches son prueba de su potencial variabilidad. Ayudan a “aterrizar” una prenda impactante.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA