EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150698
Moda 07 de Noviembre de 2018

Los vestidos de novia más recordados de este año en el Caribe

El usuario es:

Foto: Omar Alí y archivo particular.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP

El amor a primera vista también es válido a la hora de escoger el tan anhelado vestido de novia. Al igual que a la pareja, es una decisión definitiva y que quedará inmortalizada en los álbumes familiares, en los recuerdos de los invitados, y se convertirá en el atuendo con el que se abren las puertas de una nueva etapa. 

Conjugar elegancia, comodidad y tradición en un solo vestido se puede convertir en todo un reto si no se tienen en cuenta aspectos elementales como el presupuesto, la fecha, la hora y el lugar del matrimonio. No obstante, la novia no podrá dejar de lado el factor más importante: el vestido debe ir siempre acorde a su esencia y estilo personal. Esto permitirá que la novia se sienta “más segura y tranquila” en un día de “muchos nervios y emociones”, aseguró la actriz Kimberly Reyes, quien contrajo nupcias el pasado mes en Cartagena. 

Así también, la diseñadora Amalín de Hazbún agrega que al ser un día tan especial para las novias, lo fundamental es que ellas “puedan lucir como todas unas princesas”.

Es por ello que, a continuación, le presentamos en esta edición de la revista M!ércoles algunos de los vestidos de las bodas más recordadas del año en Barranquilla, sus propuestas creativas y la manera como se complementan con la personalidad de cada una de estas novias. 

El sello innovador de Kimberly Reyes.

La actriz sorprendió en su boda con un diseño “distinto y fuera de lo convencional”. En su gran día, Kimberly lució dos vestidos diferentes elaborados por la casa de modas Le Bleu Bridal que se caracterizaron por la particularidad de ser “grandes pero con textiles livianos”. En la iglesia, la barranquillera vistió un vestido de color rosa ‘blush’ con apliques blancos, una cola larga y detalles con cristales en Swarovski. En la fiesta, vistió uno sin cola, ‘strapless’ pero “con mucho brillo” acompañado de un aplique en cristales en la cabeza de la diseñadora brasilera Amanda Machado. “Los vestidos fueron distintos a lo que esperaban verme y eso es una característica mía. Quise sorprender ese día con algo diferente”, puntualizó.

El romanticismo de Daniella Donado.

La presentadora barranquillera asegura que siempre soñó con lucir “un vestido de princesa, muy romántico y con falda pomposa”. Así pues, la diseñadora Goretty Medina fue la encargada de hacer realidad su sueño al diseñar y confeccionar un modelo que resaltó el concepto de una novia clásica que no dejó de lado la comodidad. “Fue elaborado con un encaje clásico, montado a mano y tiene la particularidad de que es manga larga. Se caracterizó por ser un vestido tipo sirena en la parte interna que fue complementado con una sobrefalda que le daba el efecto princesa”, explicó Goretty. Además, Daniella asegura que fue un diseño especial pues su hija, Valeria, pudo lucir ese día una réplica, hecha a su medida, de su vestido anhelado.

El estilo elegante y sobrio de Valerie Amín. 

Una falda y blusa bordada a mano con unas randas de tiro ancho y con flores intercaladas entre una y otra fue la propuesta de la diseñadora Amalín de Hazbún para el vestido de la comunicadora social Valerie Amín. Amalín establece que en el vestido se “fueron dejando al descubierto transparencias no tan marcadas” y señaló que lo innovador de este atuendo fue que se trató “de un vestido liviano” que le permitió a Valerie moverse con facilidad en su fiesta. Por su parte, la novia agrega que en cuanto a los accesorios optó por utilizar una tiara de perlas y unos aretes pequeños de perlas “sobrios y sencillos”. “La única pieza poco convencional que usé fueron los zapatos, unos tacones azul rey que le dieron al atuendo un toque diferente”, añadió.

El ‘look’ moderno y poco tradicional de Marcela Dávila.

La reina del Carnaval de Barranquilla 2011 no dudó en escoger al diseñador barranquillero Alfredo Barraza como el creador de su vestido de novia. Marcela afirma que nunca se consideró una novia que optara “por el encaje o la pedrería tradicional”, pues siempre prefirió lo moderno con un toque clásico. “Alfredo elaboró una sobrefalda larga y reunió en un mismo diseño cuatro tipos de telas distintas. El día de mi boda, cuando lo vi me sentí muy feliz, como si estuviera en el día de mi coronación. Es un vestido descomplicado, cómodo y que va con lo que yo soy”. Marcela complementó su ‘look’ con una corona en filigrana momposina elaborada por José Amaris. 

 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas