EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/156021
Moda 10 de Junio de 2020

El efecto de la pandemia en la casa de modas Tcherassi

El usuario es:
Foto: Tomada de Instagram

La diseñadora Silvia Tcherassi y su hija, Sofía, señalan que resaltará la atemporalidad en las prendas y que disminuirán los lanzamientos de colecciones anuales, después de la crisis sanitaria.

Sharon Kalil - Instagram: @sharondkalil
Compartir:

El nombre de Silvia Tcherassi ha figurado en las más grandes y reconocidas pasarelas a nivel mundial. Sus innovadores diseños han marcado tendencia en la moda femenina numerosas veces y su talento la ha hecho merecedora de distintos galardones, entre los que resalta el Officier de L'Ordre Arts et Lettres (Oficial de la Orden de las Artes y las Letras), una distinción otorgada a los líderes de la comunidad artística internacional por su contribución y compromiso con el servicio cultural.

Hoy día, y a causa de las limitaciones que provoca la propagación del nuevo coronavirus en la industria de la moda, la barranquillera asume el reto de innovar y adaptarse a las nuevas necesidades de la mujer. De esto y más habló junto con su hija, Sofía Espinosa, en un Instagram Live moderado por Dávila Publicidad.

En primer lugar, sobre cómo se vería afectada la industria de la moda a causa de la pandemia, la diseñadora barranquillera, desde su residencia ubicada en Miami, dijo que resaltará la ropa atemporal y el hecho de que las personas compren conscientemente. ‘‘Cada día trae su afán, tenemos que estar preparados para el zigzag. También tenemos que pensar en tener un plan B siempre’’.

Agregó que algunos cambios grandes que ha traído la pandemia es que la industria de la moda ha ‘‘bajado la velocidad en la que iba’’, pues se lanzaban colecciones ''desmedidamente''. ‘‘En 2019, por ejemplo, sacamos siete colecciones, no hubo un fin de semana en el que no trabajamos, el equipo estaba agotado. Creo que necesitábamos un cambio, por lo que vamos a volver a lanzar sólo dos colecciones al año’.

 ‘‘La pandemia para nosotros empezó cuando íbamos a París a mostrar nuestra colección. Recuerdo que aterrizamos antes en Madrid, donde vi en las noticias que el desfile de Armani se había cancelado a causa de la enfermedad. Ahí pensé que algo iba a pasar. Nosotros no sabíamos qué hacer, fue un momento terrible y ni siquiera en Estados Unidos o en Suramérica había contagios’’, dijo Silvia.

Agregó que las citas con los compradores eran virtuales porque todos se habían devuelto a sus países. ‘‘Hicimos el lanzamiento de Totumo Handbag y fue increíble. Continuamos porque todavía muchas casas de moda no habían cancelado desfiles y ya todo el equipo estaba listo, aunque cancelamos la presentación en Londres. A partir de ese momento hemos tomado decisiones diarias, teniendo en cuenta lo que sucede en cada momento. Nunca habíamos vivido algo así’’.

Por su lado, Sofía se encontraba trabajando en Nueva York con la diseñadora uruguaya Gabriela Hearst. ‘‘En pocos días íbamos a viajar a Barranquilla porque teníamos la Asamblea del BID, pero se canceló. Recuerdo que mi mamá me llamó enseguida y me dijo que me fuera para Miami, así que empaqué lo esencial y viajé. Siento que no me pude despedir de Nueva York y de mi vida estudiantil’’.

Silvia agregó que cuando comenzó la pandemia lo primero que hizo fue pensar en su equipo. ‘‘Después de organizarnos pensamos que, además de ayudar internamente a nuestra gente que ha estado desde los inicios de la marca, debíamos tenderle la mano a todos los que lo necesitan, así que decidimos hacer con los indígenas Wayú, que han trabajado con nosotros durante 10 años, un proyecto de unas mochilas creativas edición limitada, inspiradas en el Día de la Tierra. Todas las ganancias fueron para ellos’’.

Por su parte, Sofía resaltó los tapabocas que la casa de modas ha lanzado y que son hechos de retazos de telas sostenibles. ‘‘Todas las ganancias de los tapabocas van para dos fundaciones. Ha sido muy interesante ver el proceso de creación y cómo han ido evolucionando, porque ya tenemos nuevos modelos’’.

Silvia dijo que piensa que en estos momentos ‘‘debemos estar más unidos que nunca'' y que '' todas las personas tienen que colaborar y ayudar a los demás’’.

Cabe destacar que Sofía, aunque creció entre diseños, telas y hilos, hasta ahora se une a la casa de modas Tcherassi, después de culminar sus estudios universitarios en moda. ‘‘Una anécdota increíble de Sofía es que una vez, a la edad de 3 años, la encontramos en un rincón con la boca llena de alfileres, que tenían las puntas de todos los colores. Me imagino que los confundió con dulces. Ella siempre jugaba con las telas y se involucraba con las clientas, así que fue de una manera muy natural en la que se interesó por esta industria’’, contó Silvia.

Sofía mencionó que le proporcionará a la casa Tcherassi una visión fresca y nueva, sobre todo teniendo en cuenta las condiciones actuales que demandan muchos cambios.

‘‘Me veo trabajando en todas las áreas porque me interesa todo. He estado en el diseño, por mi mamá, pero al estudiar en Nueva York me di cuenta que existen muchas otras áreas que hacen parte de la industria, así que mi visión se volvió mucho más global. Hice pasantías en medios de comunicación, en relaciones públicas, en ventas y en estilismo, entonces descubrí que tengo una gran afinidad por otros lados de la industria’’.

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA