EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/155915
Moda 02 de Junio de 2020

El Caribe marca el paso de las pasarelas virtuales en Colombia

El usuario es:
Foto: Captura de video

En medio de protocolos sanitarios, las prendas son protagonistas de las principales plataformas digitales. Las diseñadoras Daniella Batlle y Alitza García cuentan su experiencia.

Sharon Kalil - Instagram: @sharondkalil
Compartir:

La moda es una de las industrias que ha ‘‘emigrado’’ a la virtualidad. Hoy día es más notorio ver cómo los diseñadores innovan con las distintas herramientas que brindan las redes sociales: Instagram TV, Facebook Live, Zoom, entre otras.

Las modelos, por su parte, deslumbran no solo por su vestuario y maquillaje, sino por las tomas que enfocan su pasarela y que detallan los elementos diferenciadores de las prendas que lucen.

Precisamente Barranquilla marcó el paso, en Colombia, de las pasarelas virtuales. La primera en apostarle a esta plataforma fue la diseñadora barranquillera Daniella Batlle, quien presentó el pasado 9 de mayo su colección Herbaria, a través de Instagram Live.

La emprendedora confiesa que siempre deseó optar por la virtualidad y que encontró el momento ideal durante el actual aislamiento preventivo. Herbaria es su colección Primavera/Verano 2020, que fue inspirada en ‘‘la botánica de las frutas’’ y en un contraste de colores pasteles con colores fuertes.

‘‘Es una colección muy femenina que habla mucho del ADN de los inicios de Daniella Batlle, que no es más que rescatar esa feminidad de la mujer. En esta ocasión, más que considerarla vibrante creo que fue muy romántica. Todo fue muy delicado’’.

Sobre la creación de la pasarela virtual, Daniella comentó que la organización se hizo en una semana y que la grabación se hizo en Bogotá. ‘‘Se fueron turnando a los modelos para hacer la grabación de la pasarela. Todo fue pregrabado, aunque se lanzó como un ‘Live’ de Instagram. Se decidió así por todos los protocolos de seguridad que se tuvieron y para evitar problemas técnicos en el Live’’.

‘‘No creo que las pasarelas físicas vayan a acabarse, pero con las digitales se puede recurrir a distintos escenarios y a hacer cosas muy interesantes. Hay mucho con qué jugar en el material digital, y es una forma de democratizar las pasarelas porque de esta manera muchas personas pueden sentirse en primera fila. Además, se puede llegar a muchos países. Este es el momento de abrir el camino para que ambas sigan existiendo y para que las marcas tengan la versatilidad de poder mostrar de diversas formas sus colecciones’’.

Para ella, lo más difícil de la cuarentena ha sido la reestructuración de las empresas, pues muchos diseñadores han tenido que reducir su personal para poder subsistir. ‘‘Nadie sabe qué va a pasar después de esta pandemia, pero creo que a corto plazo las prendas van a cambiar un poco: serán más atemporales y van a tener múltiples usos porque la gente querrá invertir en prendas que pueda lucir en diferentes ocasiones’’, dijo Daniella.

La aceptación del público a este tipo de pasarelas, según Daniella, ha sido muy satisfactoria, lo que ha hecho que dentro de sus propósitos esté realizar más pasarelas en lugares que hagan que las personas se transporten y ‘‘sientan la colección’’.

Así como Daniella, muchos diseñadores han asumido este reto. Un ejemplo reciente de ello es Alitza García, quien innovó el pasado viernes con una puesta en escena virtual de su colección Primavera/Verano 2020, que tuvo una duración de cinco minutos.

Explicó que en esta colección presenta una fusión entre la rebeldía y la ligereza, ‘‘dos cosas que pueden parecer contrarias’’, pero que hiló para crear diversas prendas. ‘‘Tomamos aires del movimiento punk que suscitó a mediados de los años 70 y que se caracterizó por usar la vestimenta como un manifiesto para revelarse en contra del sistema y mostrar su descontento a través de las prendas, de ahí vienen nuestros estampados de cuadros amarillos, morados y fucsias’’. 

En estas prendas también figura el cuero, que fue incluido en una textura gamusada, y los remaches convertidos en cristales y plumas. ‘‘Hay faldas desflecadas, chaquetas con la espalda descubierta y botas con taches. Toda la colección es un manifiesto de rebeldía desde una estética elegante y moderna’’.

Alitza comentó que la idea de optar por esta opción surgió aproximadamente hace dos semanas y que el primer paso fue tomar medidas de salubridad, teniendo en cuenta la propagación del nuevo coronavirus.

De esta manera, junto con el equipo de la agencia Savants Models puso todas las condiciones y reglas para evitar el contacto entre sus modelos. ‘‘Queríamos una puesta en escena más que un desfile tradicional. Las reuniones se hicieron por videoconferencias y llamadas de grupo. Si la crisis no nos hubiera obligado a hacerlo de esa forma, jamás nos habríamos dado cuenta de que se podía lograr’’.

Contó que al equipo, que fue reducido, les tomaron la temperatura y les entregaron tapabocas y alcohol. ‘‘Mantuvimos la distancia y las modelos tenían separados sus implementos de maquillaje. Todo fue muy estricto y difícil, pero lo pudimos hacer. Pienso que debemos acostumbrarnos’’.

Cabe destacar que, teniendo en cuenta la cuarentena actual, la diseñadora está preparando su tienda en línea para poder vender en cualquier parte del mundo sin ninguna limitación. ‘‘Antes una tienda física era la prioridad, ahora lo es la digital y estamos trabajando muy duro para eso. Todo esto nos va enseñando que hay otras alternativas, que hay otras formas de hacer nuestro trabajo’’.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA