EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150954
Mi Terapia de Pareja 05 de Diciembre de 2018

Familia, velitas y faroles multicolores

El usuario es:
Frauky Jiménez Mazo

El Día de las Velitas es una tradición anual que también considero una oportunidad para que se reúnan familiares y amigos a encenderlas. Las fiestas navideñas oficialmente empiezan de esta forma, el 7 de diciembre. 

Esta costumbre en las ciudades de la Costa atlántica colombiana empieza desde la noche del 7 de diciembre, o pasada la media noche hasta la madrugada del 8 de diciembre, fiesta de integración con la familia, los vecinos y amigos, y muchas veces se vuelve una celebración con mucha música. En esta parte del país están favorecidos por el clima cálido y todo se conjuga en un ambiente con comida y mucha alegría para empezar un diciembre lleno de luz y de amor.

La celebración para los que viven en el interior del país se inicia entre las seis o siete de la noche, las familias salen a los balcones o a la puerta de sus casas y andenes, y allí colocan velitas. Muchos adultos recuerdan con cariño cómo sus padres alistaban toda la ceremonia de encendido de las velitas acompañada de comidas típicas como buñuelos y natilla, y en algunos casos licor. 

En Bogotá, a veces después de un par de horas, las personas ingresan nuevamente a la casa porque el frío hace que busquemos el calorcito de la casa.

En el barrio donde vivo, las señoras hacen un bazar  y venden postres navideños, comidas rápidas, lechona, hasta comida árabe, y arman unos 
puestos alrededor del conjunto de edificios, también hay música y se pasa un momento agradable con los vecinos y familia, yo casi todos los años me tomo un canelazo para el frío mientras encendemos las velitas con los vecinos. Y en medio de todas estas actividades colocamos en un pedacito de la calle las velitas, pero  también prendo otras en el balcón del apartamento. 

Recordemos que esta fecha es históricamente una celebración religiosa, en honor a la Fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

Sin embargo, la celebración del Día de las Velitas ha ido perdiendo su inicial sentido religioso, pero a pesar de esto sigue siendo un día perfecto para la reunión de las familias, amigos, además de disfrutar la calidez de los acompañantes en esa fecha.

Para mí, la verdad es una de las tradiciones colombianas más bellas del mes de diciembre, el mejor pretexto para reunir a la familia alrededor de las velitas y faroles.

Para los que quieran innovar, hoy en día también tienen la opción de celebrar el Día de las Velitas en diferentes sitios turísticos que se caracterizan por espectáculos de luces, música con invitados famosos, comidas especialmente preparadas para los asistentes, hay pueblos colombianos que se esmeran en que esta fecha sea inolvidable. 

Les deseo un feliz inicio de diciembre, relájese, respire profundo y concéntrese en las sensaciones de alegría que nos transmite este mes. 

 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas