EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154564
Mi Terapia de Pareja 04 de Diciembre de 2019

Factores que pueden estar implicados en la falta de deseo sexual

El usuario es:
Frauky Jiménez Mazo
Compartir:

En esta segunda entrega acerca del bajo deseo sexual les quiero hablar de los principales factores asociados al bajo deseo tanto en hombres como en mujeres, para el diagnóstico del bajo deseo sexual o anafrodisia, miramos si es de tipo psicológico, físico, u orgánico, mixta o debida a causas desconocidas.

Entre las causas psicológicas que pueden estar implicadas se pueden enumerar las siguientes: problemas en la relación de pareja (falta de comunicación y afecto o poco tiempo dedicado a la pareja) o educación sexual muy restrictiva, negativa y represora, en la que se ha considerado sucio e indigno lo relativo al sexo y al placer y disfrute sexual.

Las causas psicológicas también pueden provenir de experiencias sexuales traumatizantes o negativas, de abusos sexuales, o simplemente de desinformación sexual. En otras ocasiones el problema, también puede surgir por miedo al embarazo, rasgos de personalidad fóbicos, trastornos de la orientación sexual.

Con la edad la disminución de las hormonas sexuales afecta a nuestro deseo sexual. En los hombres, tiene especial importancia el déficit de testosterona y el aumento de la prolactina que influyen en la disminución del deseo y aumentan la ansiedad. En las mujeres, todos los cambios hormonales de la menopausia afectan a su sexualidad, la disminución de estrógenos disminuye la lubricación y la pérdida de elasticidad en la vagina, lo que influye en nuestra excitación sexual.

Las enfermedades crónicas como la diabetes, la insuficiencia renal y cardíaca, afectan a nuestro deseo sexual. Medicamentos como los que se toman para la depresión, están relacionados con la falta de deseo.

Nuestra salud afecta nuestra sexualidad, mantener hábitos de vida saludable, así como realizar algún tipo de actividad física moderada, son factores que pronostican una buena salud sexual a lo largo de nuestro ciclo vital.

La ansiedad y el estrés aparecen muchas veces en la base del problema de falta de deseo sexual. Otras emociones como pueden ser la ira, el enfado también puede estar presentes. Pero, sin duda, es la depresión la que más afecta al deseo sexual. Parece que un 40% de las personas que padecen depresión, sufren también la falta de deseo sexual.

Padecer algún tipo de disfunción sexual: disfunción eréctil, anorgasmia, eyaculación precoz, dispaneuria, vaginismos entre otras. Muchos problemas sexuales menoscaban nuestro deseo sexual.

El estrés, las preocupaciones y el cansancio, Medicamentos, sobre todo aquellos que se utilizan para la depresión, Alteraciones y problemas hormonales, enfermedades crónicas, acumular rencores hacia la pareja, fobia hablar de sexo, abuso de alcohol y drogas.

La próxima entrega les contare las pautas para reavivar el deseo sexual anestesiado. No se lo pierdan pues vamos a dar posibles soluciones.

Sígueme en Instagram: frauky_jimenez

www.miterapiadepareja.com

www.retirosdepareja.com

Cel. 311 209 8845

 

 

 

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA