EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/133809
Maribel Pedrozo 29 de Abril de 2015

La magia del láser

El usuario es:
Maribel Pedrozo
Compartir:

Los avances más recientes de esta gran tecnología continúan teniendo un gran impacto en las  múltiples aplicaciones en la industria, la biología, la medicina y, en especial, en el campo de la  medicina estética.

La palabra láser es un acrónimo de ‘Luz Amplificada por Emisión Estimulada de Radiación (Light Amplified of stimulated Emision by Radiation)’. Es una fuente de luz en donde la energía radiante viaja en forma de fotones y ondas, produciendo efectos especiales. Su historia comienza en 1917 con Albert Einstein, quien lo menciona por primera vez. Fue a través de los años que se le dio más forma a esta tecnología que llegó para quedarse, teniendo un gran avance en los años 90, cuando la medicina le solicita a la industria diferentes longitudes de ondas para el uso de múltiples aplicaciones como son: oftalmología, ginecología, dermatología, cirugía plástica, urología, laparoscopia y otorrinolaringología, entre otras.

En el campo de la medicina estética, dermatología y cirugía plástica tiene múltiples utilidades como son: depilación de vellos, manchas, cicatrices cutáneas, acné activo, secuelas de acné, estrías, lesiones vasculares, telangiectasias y várices, pero una de las grandes bondades que la tecnología láser nos ofrece es la posibilidad de eliminar o disminuir al máximo los signos de fotoenvejecimiento de la piel y rejuvenecimiento cutáneo, en cara, cuello, manos, brazos y piernas, entre otras.

Con este novedoso tratamiento de tecnología antiedad, acompañado de diferentes tipos de peeling, RF y un buen cuidado en casa, se obtiene un resultado fantástico de luminosidad, firmeza y brillo en la piel. Puede ser usado en diferentes partes del cuerpo de acuerdo a las necesidades del paciente.

Existen diferentes tipos de láser, como son: CO2, Erbium, Alexandrita, IPL, YAG, Rubí, Dye láser, Neodimio-YAG, Erbio-YAG, fraxel, Argón y Diodo, y cada uno posee un rango de radiación diferente, siendo sus efectos y alcance distintos. Por eso, es importante tener una amplia experiencia en el manejo del láser para así elegir y aplicar el más adecuado de acuerdo a las necesidades del paciente y obtener un buen resultado, ya que un láser mal aplicado puede provocar una quemadura que puede o no acompañarse de alteraciones de la pigmentación de la piel, que son transitorias, pero alarman a los pacientes. Casi el 80% de las quemaduras se recuperan entre cuatro a seis semanas, desapareciendo por completo si tomamos las medidas necesarias.

Mi consejo
Antes de realizar este tipo de tratamiento láser infórmate bien sobre sus beneficios, y así cuando el especialista médico evalúe tu caso es conveniente que tengas una idea de lo que te está hablando. Localiza un centro médico con experiencia en el manejo de esta tecnología láser.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO