EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/133592
Maribel Pedrozo 01 de Abril de 2015

Cuidados al tomar el sol

El usuario es:
Maribel Pedrozo
Compartir:

Ya sea en la ciudad, en la montaña, la playa, haciendo ejercicios y deportes al aire libre, en el parque con los niños o en nuestra vida diaria no nos escapamos de recibir este hermoso regalo de vida llamado sol, así que vamos a disfrutarlo.

¿Cuáles son sus beneficios? ¿Cómo nos protegemos? ¿Cómo escoger el protector solar?

El sol es fuente de energía y el mayor proveedor de vitamina D. Influye en nuestro estado anímico alegrándonos, también se ha demostrado tener un efecto antidepresivo, y es beneficioso para ciertas enfermedades de la piel como lo es la psoriasis.

El sol, como todo, puede ser beneficioso en su justa medida. Cada año aumenta el riesgo de enfermedades cutáneas provocadas por el sol como son el cáncer cutáneo y el fotoenvejecimiento de la piel.

Esto, unido al hecho de que el 80% de radiación solar que recibimos a lo largo de nuestra vida se da en los primeros 20 años, demuestra la importancia de proteger a los niños desde temprana edad. Demasiada exposición al sol puede causar daños irreparables en nuestra piel.

Usar el protector solar es como llevar unas gafas de sol en toda tu piel, te protege de los rayos del sol y no te arrugas. Es el mejor producto antienvejecimiento por excelencia y el más económico. Consejos como estos se los doy a diario a mis pacientes.

Siempre relacionamos las largas exposiciones al sol con cáncer de piel, pero, ¿sabías que el envejecimiento de nuestra piel prematuramente en un 75% se debe a los rayos del sol que produce que los radicales libres aceleren la aparición de arrugas, manchas y piel envejecida?

La piel tiene memoria, de ahí la importancia de hidratarla y protegerla.

La edad y tipo de piel son claves al momento de escoger el protector solar correcto, pruébalo en tu mano, que te guste su textura. Hay unos con filtros minerales que dan menos alergias, para pieles morenas factor 30 y pieles blancas factor 50+. Una buena elección ayuda a garantizar sus efectos sobre la piel.

La clave al aplicar el protector solar cuando vamos a estar al “aire libre” es ponerlo 20 minutos antes de salir de casa y colocarlo en capas gruesas (1/2 cucharada de bloqueador en el rostro, 2 cucharadas en brazos y piernas y 2 cucharadas en torso y espalda). Se debe repetir su aplicación cada 2 o 3 horas con SPF o FPS (factor de protección solar) mínimo de 50, resistente al agua y Broad Spectrum (amplio espectro), que significa que protege tanto de los rayos UVA –que penetran más profundo y causan envejecimiento, arrugas y manchas–, como de los UVB que son más superficiales –nos broncean, pero causan más cáncer de piel y quemaduras de primer y segundo grado–.

Recuerda, disfrutar del sol sin comprometer la salud de tu piel es la clave. Has del protector solar tu mejor aliado y no solo en época de vacaciones.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO