EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154179
José Manuel González 30 de Octubre de 2019

¿Tienes una pareja tóxica?

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez
Compartir:

Algunas veces las personas con problemas conyugales conviven, sin saberlo, con un ser tóxico. Cuando las personas tóxicas tienen dificultad para cambiar pueden hacer mucho daño y destruir mentalmente a su pareja. Por esto es muy importante conocer las señales de que alguien es un cónyuge tóxico.

Los expertos han encontrado varios indicadores que permiten detectar que hay una persona tóxica en una relación de pareja. Los más importantes son:  La relación parece una montaña rusa. Hay momentos muy altos y otros muy bajos, desde la perspectiva emocional. A veces hay picos muy altos de intensa felicidad seguidos de momentos muy malos y dolorosos. Existen como pequeñas “lunas de miel”, en las que se experimenta mucha felicidad, seguidos de situaciones con mucho maltrato que producen llanto y desesperación. Este sube y baja genera fácilmente adicción, como ocurre con la cocaína y otras drogas, lo que en parte explica porqué las personas pueden volverse adictas a los seres tóxicos.
 
La pareja se aísla. La persona tóxica trata constantemente de apartar a su cónyuge de las amistades y familiares. Muchas veces lleva a que su pareja se retire de su trabajo y solo se dedique a la vida conyugal. Si tienen hijos, estos son la principal excusa para oponerse que la otra persona trabaje fuera del hogar.

La persona tóxica intenta mantener a la pareja lo más aislada posible. Aunque no siempre la persona tóxica se da cuenta del daño que está causándole a su pareja, si es claro que no desea que los demás conozcan la situación real. Pretende mantener en público una imagen que no concuerda con la realidad que se está viviendo al interno de la pareja. Las abuelitas apoyaban esto diciendo que “los trapitos sucios se lavan en casa”, lo que muchas veces lleva a volver crónica situaciones tóxicas en la pareja.   

Se concibe el amor como algo que justifica el maltrato. La cultura trae muchos mitos sobre el amor. Se cree que amar implica sacrificio, malestar y dolor, como usualmente se ve en las telenovelas. Cuando hay dolor no hay un amor sano, tal vez habrá costumbre, dependencia o atracción sexual. El verdadero amor produce felicidad, no dolor. La persona tóxica pide que sufras porque la amas y dice amarte aunque te trata mal. Yo creo que es importante mirar las acciones más que escuchar las palabras.

La relación está desequilibrada. La persona tóxica lleva a que la relación no tenga equilibrio ni equidad. Generalmente hay muchas justificaciones para este desequilibrio, pero al final queda claro que la persona tóxica es la que goza de más bienestar a costa de los sacrificios de la otra persona. La falta de equidad generalmente lleva a que la persona tóxica tenga la mayoría de las ventajas y prerrogativas mientras que su pareja tenga la mayoría de las obligaciones y desventajas.

Me gustaría invitarte a conversar con tu pareja sobre estas ideas…

Por José Manuel González
Dir: Cra. 51B No. 
94-334, consultorio 404 Barranquilla.
Celular: 
(57) 310 630 24 44
www.drjmgonzalez.com
@drjosegonzalez

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA