EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148464
José Manuel González 18 de Abril de 2018

Parejas, drogas y medicina china tradicional

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez

Para las personas que nos interesan la armonía conyugal y la felicidad matrimonial nos preocupa mucho el actual y generalizado consumo de drogas, porque eso afecta drásticamente la vida de la pareja y de la familia.

Donde hay una persona consumidora se afecta la vida de pareja por la incomprensión, el irrespeto, la intranquilidad, las dificultades para la comunicación y la resolución de los conflictos, el egoísmo y la violencia que generalmente se produce en la pareja y en la familia. La paz solo regresa a esas parejas, o familias, cuando se logra volver a la vida normal, sin el consumo de drogas, con un proceso adecuado de tratamiento. 

Con respecto a ese importante tema he seguido con interés la experiencia que viene desarrollándose con mucho éxito en Bogotá, desde hace varios años, en el Instituto de Protección de la Niñez y Juventud (IDIPRÓN) de la alcaldía de esa ciudad.

El IDIPRÓN, en cuatro de sus unidades distribuidas por la ciudad de Bogotá, le ha apostado a emplear la acupuntura, la auriculoterapia, el yoga, la meditación (o mindfulness desde la perspectiva occidental) y otras terapias provenientes de la ancestral sabiduría oriental para el tratamiento de adictos al alcohol, nicotina, marihuana, cocaína, anfetaminas, tranquilizantes y otras drogas.

Alrededor de 500 pacientes asisten a citas todas las semanas, en forma voluntaria, en el programa de drogadicción del Instituto de Protección de la Niñez y Juventud (IDIPRÓN). En un reciente informe reportaron que han realizado seguimiento a cerca de 3.000 sesiones terapéuticas sobre las que tienen serios indicios de la gran utilidad de los procedimientos para ayudar a la recuperación de estas personas.

Una de los principales beneficios de las terapias complementarias tiene que ver con el eficaz manejo del estrés, la ansiedad y la depresión que son muy frecuentes en el proceso de desprenderse de las drogas y que facilitan las recaídas en su consumo. El síndrome de abstinencia, que se produce al suspender el consumo de alcohol y otras drogas, se caracteriza por sudoración, palpitaciones, mal genio, estrés y ansiedad (entre otras cosas) que frecuentemente llevan a la recaída. Es aquí donde las terapias complementarias que vienen de la milenaria sabiduría oriental son muy eficaces. Sobre todo la medicina china tradicional que permite lograr un excelente equilibrio físico, mental y espiritual.

La persona que aprende a mantenerse serena y tranquila tiene mucha menos probabilidad de recaer en el consumo y salir adelante en su proceso de recuperación. Esto es lo que se está logrando con las personas que participan semanalmente en las sesiones terapéuticas del Instituto de Protección de la Niñez y Juventud (IDIPRÓN). Si deseas tener más información sobre este tema, puedes pedírmela al mail: jm@drjmgonzalez.com

Etiquetas

Más de revistas

Parejas, drogas y medicina china tradicional

Miércoles, Abril 18, 2018 - 10:00
Jose Manuel Gonzalez

Para las personas que nos interesan la armonía conyugal y la felicidad matrimonial nos preocupa mucho el actual y generalizado consumo de drogas, porque eso afecta drásticamente la vida de la pareja y de la familia.

Donde hay una persona consumidora se afecta la vida de pareja por la incomprensión, el irrespeto, la intranquilidad, las dificultades para la comunicación y la resolución de los conflictos, el egoísmo y la violencia que generalmente se produce en la pareja y en la familia. La paz solo regresa a esas parejas, o familias, cuando se logra volver a la vida normal, sin el consumo de drogas, con un proceso adecuado de tratamiento. 

Con respecto a ese importante tema he seguido con interés la experiencia que viene desarrollándose con mucho éxito en Bogotá, desde hace varios años, en el Instituto de Protección de la Niñez y Juventud (IDIPRÓN) de la alcaldía de esa ciudad.

El IDIPRÓN, en cuatro de sus unidades distribuidas por la ciudad de Bogotá, le ha apostado a emplear la acupuntura, la auriculoterapia, el yoga, la meditación (o mindfulness desde la perspectiva occidental) y otras terapias provenientes de la ancestral sabiduría oriental para el tratamiento de adictos al alcohol, nicotina, marihuana, cocaína, anfetaminas, tranquilizantes y otras drogas.

Alrededor de 500 pacientes asisten a citas todas las semanas, en forma voluntaria, en el programa de drogadicción del Instituto de Protección de la Niñez y Juventud (IDIPRÓN). En un reciente informe reportaron que han realizado seguimiento a cerca de 3.000 sesiones terapéuticas sobre las que tienen serios indicios de la gran utilidad de los procedimientos para ayudar a la recuperación de estas personas.

Una de los principales beneficios de las terapias complementarias tiene que ver con el eficaz manejo del estrés, la ansiedad y la depresión que son muy frecuentes en el proceso de desprenderse de las drogas y que facilitan las recaídas en su consumo. El síndrome de abstinencia, que se produce al suspender el consumo de alcohol y otras drogas, se caracteriza por sudoración, palpitaciones, mal genio, estrés y ansiedad (entre otras cosas) que frecuentemente llevan a la recaída. Es aquí donde las terapias complementarias que vienen de la milenaria sabiduría oriental son muy eficaces. Sobre todo la medicina china tradicional que permite lograr un excelente equilibrio físico, mental y espiritual.

La persona que aprende a mantenerse serena y tranquila tiene mucha menos probabilidad de recaer en el consumo y salir adelante en su proceso de recuperación. Esto es lo que se está logrando con las personas que participan semanalmente en las sesiones terapéuticas del Instituto de Protección de la Niñez y Juventud (IDIPRÓN). Si deseas tener más información sobre este tema, puedes pedírmela al mail: jm@drjmgonzalez.com

Imagen: