EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/138862
José Manuel González 24 de Agosto de 2016

Los homosexuales en las redes sociales

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez
Compartir:
Como dicen las abuelitas, “el cotarro está alborotado” con la educación sexual de los niños y las diferentes orientaciones LGBTI. En las redes sociales y en casi todos los medios de comunicación se está hablado de temas como los uniformes y los baños unisex en los colegios.
 
Esa discusión es saludable. Reflexionar sobre la educación sexual que les damos a nuestros hijos siempre es constructivo. No olvidemos que en el mundo de hoy nuestros hijos necesitan que les hablemos claro sobre sexo… y sobre el alcohol y otras drogas.
 
Para contribuir en esas reflexiones quisiera aportarles hoy algunos datos:
 
La homosexualidad no es una enfermedad. Es una de las variantes de la sexualidad humana. Esto no lo inventé yo, lo dicen la Organización Mundial de la Salud y la Asociación Psiquiátrica Americana, entre otras prestigiosas organizaciones de la salud.
 
- Aproximadamente uno de cada 10 hombres que usted conoce (familiares, amigos y vecinos) son hombres homosexuales. Es decir, en un salón de 40 alumnos hay algunos niños que no son heterosexuales.
 
- La mayoría de los hombres homosexuales reportan que a los 5 años ya sabían 2 cosas: que eran diferentes a los otros niños y que a su familia no le gustaba esa diferencia, por lo que comienzan a ocultarla.
 
- Es tan difícil volver homosexual a un hombre heterosexual como trasformar a un hombre homosexual en un heterosexual. Digo difícil, pero tal vez debería decir imposible. Las denuncias por estafa a quienes han ofrecido terapias para modificar la homosexualidad son cada día más comunes.
 
- Cuando se descubre que el hijo es homosexual hay crisis. A veces la familia nunca lo sospechó y creían que el hijo era heterosexual. De hecho, muchos adolescentes homosexuales se consiguen novias para disimular, por el miedo a la reacción de sus padres (algunos llegan a casarse por la misma razón). Estas familias comienzan por negarse la realidad. A veces recibo padres que me dicen que sus hijos están confundidos por las malas amistades y cuando entrevisto al hijo este me cuenta que hace años es homosexual, que lo descubrió a los 5 años, que ya ha tenido relaciones sexuales con varios novios y que disfruta ampliamente su vida sexual. Eso no es estar confundido.
 
Mientras escribo estas líneas oigo por la radio a una señora que propone crear colegios para niños LGBTI. Eso me parece absurdo, como crear colegios para niños zurdos o aquellas terribles épocas en las cuales había colegios para niños blancos y otros para niños negros. Yo creo que debe haber colegios para todos los niños, respetando los derechos de los homosexuales y los heterosexuales.
 
Para terminar, me gustaría que te preguntaras que sentirías y qué harías si descubres que tu padre o tu hermano o tu hijo o tu mejor amigo es homosexual.
 
Por José Manuel González
Dir: Cra. 51B No. 94-334, consultorio 404 Barranquilla.
Celular: (57) 310 630 24 44
www.drjmgonzalez.com
@drjosegonzalez

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO