EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/133275
José Manuel González 18 de Febrero de 2015

Los celos, causal de divorcio

El usuario es:
Compartir:

Aunque para mí el matrimonio debería ser para toda la vida, hay casos en los cuales lo menos dañino para los cónyuges y sus hijos es el divorcio. Hay situaciones extremas en donde, como dice mi querido padre Linero: “Hay que tomar decisiones”. Y una de ellas es la terrible circunstancia donde los celos patológicos hacen tanto daño que pueden terminar en hechos de sangre y muerte.

A través de muchos de mis pacientes, y de mi propia experiencia personal, yo he podido conocer lo terrible que es vivir con un cónyuge celoso o celosa. De hecho, yo tuve una relación de pareja, hace mucho tiempo, con una mujer tan celosa que desconfiaba hasta de su propia cuñada. En alguna de sus crisis agresivas yo todavía recuerdo con temor como destruyó mi teléfono celular contra el piso.

Estas crisis patológicas de celos se pueden presentar por varias circunstancias, pero las dos más comunes son la inseguridad personal y la intoxicación por alcohol u otras drogas.

Si una persona tiene un pobre concepto de sí misma, por experiencias traumáticas (como el abandono por parte de uno de sus padres), vivirá con tanta inseguridad y baja autoestima que verá por todos lados la posibilidad de que su pareja le sea infiel. En cada circunstancia verá el fantasma de la traición.

Por otro lado, la mente intoxicada por consumo de alcohol u otras drogas también verá en cualquier situación la posibilidad de la infidelidad. Ahora, por ejemplo, estoy atendiendo el caso de un hombre que cada fin de semana, cuando llega borracho, se pone violento y revisa en el clóset, debajo de la cama, en el baño, buscando el amante que su mente enferma supone que está escondido en su casa. Al día siguiente él mismo se da cuenta de lo absurda que es esa situación y por eso buscó ayuda profesional.

Con respecto a los celos patológicos es útil conocer que la sentencia 976 de 2014 de la Corte Constitucional acaba de cambiar la jurisprudencia frente al tema del divorcio en Colombia. Como consecuencia de una tutela resuelta por la magistrada Gloria Ortiz, de ahora en adelante los celos patológicos se consideran parte del maltrato y acoso psicológico, y serán un motivo justificado para pedir el divorcio.

Esto cambia sustancialmente la situación de muchas parejas y, posiblemente, llevará a que muchas personas con celos patológicos, ante la posibilidad de que su pareja solicite el divorcio, ante una autoridad competente, inicien tratamientos para aprender a controlar esas explosiones de celos agresivos y violentos. Con esta nueva situación, yo espero que más que aumentar los divorcios, se incrementen las parejas que busquen ayuda profesional para resolver sus conflictos por celos patológicos.

Me gustaría sugerirte que converses con tu pareja sobre este artículo en un momento de calma, sin alterase o faltarse el respeto. Si piensan que ustedes están viviendo un problema de celos no duden en buscar ayuda profesional porque hoy existen técnicas muy efectivas de terapia de pareja para devolverles la armonía y felicidad que todo matrimonio se merece.
 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO