EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/129965
José Manuel González 05 de Febrero de 2014

La pareja fente a los conflictos conyugales cotidianos

El usuario es:

José manuel gonzález
Compartir:

En las relaciones de pareja son frecuentes los problemas y conflictos. Ante una situación problemática, que nos incomode o nos coloque en peligro, podemos responder de varias maneras:

1- Podemos quedarnos callados y no decir nada. Generalmente en este caso nuestra mente está pensando cosas como "esto es injusto conmigo" o "me dan ganas de matar a esta persona"... pero no decimos nada generalmente por miedo a las posibles consecuencias negativas de expresar nuestras ideas. Esta opción no ayuda a resolver los conflictos y muchas veces lleva a que la otra persona piense erradamente que todo esta bien.

Con frecuencia atiendo parejas donde uno de los cónyuges piensa que tienen un "excelente matrimonio", mientras que la otra persona está llena de resentimientos y decepciones por cosas que nunca expresó que le desagradaban o le dolían.
Las personas que tienden a quedarse calladas, generalmente, desarrollan enfermedades psicosomáticas y trastornos mentales como la depresión.

2- Expresamos ira y nos ponemos agresivos. Levantamos la voz, insultamos, humillamos, e inclusive podemos atacar físicamente a la otra persona.

La violencia tampoco sirve para resolver los conflictos. Puede ser que por miedo la otra persona haga lo que deseamos, pero tarde o temprano las cosas no saldrán como queremos y habremos generado un sentimiento negativo en nuestro cónyuge.

Con frecuencia veo personas agresivas a quienes su pareja castiga sutilmente. Muchas veces la persona agresiva es traicionada por su pareja con una relación extramatrimonial. Muchos hombres agresivos se despiertan por la mañana con un dolor en la cabeza y no saben, que lo que ocurre es que les están saliendo unos ‘cachitos’ en la frente. La infidelidad, muchas veces muy bien disimulada, es una de las frecuentes consecuencias de la violencia conyugal. La venganza es una causa frecuente de infidelidad femenina en nuestro medio.

Como es natural, la ira y la agresión no ayudan a solucionar los conflictos, al igual que el silencio, por lo general los incrementa.

3- Otras veces conversamos tranquilamente sobre las situaciones conflictivas sin gritar, humillar o ponernos violentos. Escuchar que piensa nuestra pareja sobre la situación, buscar diferentes opciones de solución y sopesar cada una, teniendo en cuenta las ventajas y desventajas, es la mejor forma de enfrentar los problemas conyugales.

Una de las capacidades mas útiles para formar una pareja armoniosa y feliz es la habilidad de conversar sobre los problemas sin gritar, humillar o insultar. Escuchar atentamente lo que nos dice nuestra pareja es importante para encontrar las soluciones que nos dejen contentos a ambos.

Esta tercera forma de reaccionar ante los problemas se puede aprender. La moderna terapia de pareja cuenta con varios instrumentos muy efectivos para enseñarle a los cónyuges a resolver conflictos dialogando. Personas muy agresivas o muy silenciosas aprenden fácilmente a dialogar con las modernas técnicas de solución de conflictos.

Me gustaría que leyeras atentamente estas ideas con tu pareja y conversaran sobre lo que cada uno de ustedes dos piensa al respecto. Si deseas profundizar sobre este tema te invito a visitar http://drjosegonzalez.blogspot.com

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO