EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/132274
José Manuel González 15 de Octubre de 2014

La mujer ideal

El usuario es:

Redacción
Compartir:

Quiero compartir hoy con mis lectoras y lectores la emoción que me embarga en los momentos que les escribo, ya que hace pocas horas Elvira Cañas y yo volvimos a presentar nuestra relación de pareja ante Dios para reforzar el vínculo que nos une, en una linda ceremonia cristiana.

Los pastores Cayetano y Flor con sus sabias palabras fueron una fuente de alegría en este significativo acto que contó con la compañía de un reducido grupo de amigos y familiares en el Country Club  de Barranquilla.

Coincidió esa experiencia con mi compromiso de contarles a mis lectoras y lectores cual es la mujer ideal, a la cual su marido no le sería infiel.

Como recordarán hace 15 días les escribí acerca de las características de los hombres que sus compañeras señalaban como causas de sus infidelidades.

En pocas palabras, un hombre con sentido del humor, que trate de entender a su pareja, que sea bueno en la cama, que posea buenos modales, que no sea perezoso, que tenga un plan de vida definido, que se preocupe por su apariencia y su higiene personal, que preste suficiente atención a los detalles y las obligaciones sociales, que no sea “niño de mami” y que no sea tacaño, no tendrá, posiblemente, que enfrentarse a la infidelidad de su esposa.

A raíz de mi invitación a expresarse, varios lectores masculinos me enviaron mensajes, que podríamos resumir así:

- Una mujer que cuide su belleza y buena presencia. Que se preocupe por mantenerse saludable y con un cuerpo atractivo.

- Una mujer que sea alegre, que sonría frecuentemente, la hará lucir más bella y atractiva.

- Que sea apasionada, que disfrute intensamente la vida íntima que comparte con su pareja. Que busque y participe con interés en las relaciones sexuales.

- Una mujer que sea conciliadora y ayude a encontrar soluciones más que formar parte de los problemas. Una mujer que pueda conversar sobre los problemas sin ponerse a llorar como una víctima, ni tirar los celulares contra las paredes gritando insultos, ni maldiciones.

- Una mujer fiel, que no tenga amistades íntimas, ni coquetee con otros hombres.

- Una mujer laboriosa y dedicada a su marido y su hogar.

¿Eres tú una mujer así?

Si tu respuesta es positiva, posiblemente tu marido no te cambiará por otra, ni te abandonara, ni te será infiel.

Yo tengo la suerte de compartir mi vida con Elvira, que a través del tiempo ha mostrado preocuparse por su presencia, que se ríe constantemente, con la cual puedo conversar tranquilamente de los problemas cotidianos que trae la convivencia, que nunca me ha tirado contra la pared un celular, ni me ha insultado cuando está descontenta o en desacuerdo con algo. Ni hablar de la intimidad, que es algo bello entre nosotros.

Ojalá tu relación de pareja sea así, con los problemas cotidianos, pero con la actitud necesaria para solucionarlos, como un equipo, como debe ser una pareja.

Me gustaría invitarte a conversar sobre este artículo con tu pareja, en un momento de tranquilidad y con el ánimo de aprender a ser mejores personas.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO