EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/140475
José Manuel González 07 de Diciembre de 2016

Ignorancia sexual de las recién casadas

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez
Compartir:
Casi todos los expertos están de acuerdo en que los cuatro factores básicos de la felicidad matrimonial son, en orden alfabético, el amor, la comunicación, el respeto y la sexualidad. Por razón de nuestra visión cultural de la sexualidad le damos mucha importancia a los tres primeros y casi siempre olvidamos la relevancia de la sexualidad para la armonía y la felicidad conyugal.
 
En la preparación del matrimonio se la da mucha importancia a la vestimenta para ese día, la fiesta, el viaje de luna de miel y otros temas, pero a la preparación para la vida sexual se le da muy poca importancia.
 
Entre los puntos que una madre responsable o un buen educador prematrimonial deberían conversar con la novia próxima a casarse, estos 12 son fundamentales:
 
 -Cómo aumentar y fortalecer los niveles de energía erótica y la vitalidad sexual en la vida matrimonial.
 -Cómo resolver conflictos sexuales sin herir la autoestima de la pareja.
 -Cuál es la mejor forma de satisfacer sexualmente a un hombre cuando se acaba la novedad y la convivencia diaria tiene sus efectos sobre la vida íntima.
 -Cómo es la mejor forma de hacerle mantenimiento y fortalecer la tonicidad de la vagina.
 -Cómo se desarrolla en el hombre el proceso de excitación-erección-eyaculación y cómo ayudarle efectivamente a retardar su eyaculación.
 -Cómo facilitar las conversaciones sexuales y la confianza para dialogar sobre este tema.
 -Cómo ayudar al marido para que entienda las necesidades femeninas con respecto a la intimidad erótica.
 -Cómo prevenir la infidelidad del esposo.
 -Cómo manejar la vida sexual cuando el marido toma mucho trago.
 -Cómo manejar la vida sexual cuando el marido es irritable, peleonero y agresivo.
 -Cómo fortalecer la pasión a pesar de los resentimientos y otras emociones negativas.
 -Cómo evitar el divorcio por culpa del manejo erróneo de la vida sexual.
 
Hoy en día, muchos matrimonios fracasan porque las parejas no están preparadas para la convivencia. Las expectativas irreales tienen que ver con la absurda idea de que el amor va a solucionar todos los problemas de la vida conyugal y esto es falso. La energía erótica y la vitalidad sexual, por ejemplo, dependen en más del 70% de factores que no tienen que ver con el amor.
 
El amor no lleva a que el hombre logre controlar el tiempo de eyaculación, factor que deteriora la vida sexual de cerca del 50% de las parejas. El amor no lleva a que una mujer conozca los vericuetos de la mente sexual masculina o femenina, elemento clave para poder satisfacer plenamente al cónyuge en las relaciones íntimas. Esto solo se consigue con una buena educación para la sexualidad, algo que no abunda en las familias comunes. De hecho, la mayoría de las encuestas muestran claramente que las mujeres no están satisfechas con la formación sexual que recibieron en su hogar.
 
Por José Manuel González
Dir: Cra. 51B No. 94-334, consultorio 404 Barranquilla.
Celular: (57) 310 630 24 44
www.drjmgonzalez.com
@drjosegonzalez

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO