EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/132055
José Manuel González 17 de Septiembre de 2014

El placer de seducir

El usuario es:

José Manuel González
Compartir:

Acabo de terminar de leer el último libro de Ezequiel López Peralta sobre la seducción, de Editorial Grijalbo. Ezequiel López es un psicólogo argentino que reside hace varios años en Bogotá y con el cual hemos departido amigablemente en muchos congresos y eventos científicos.

Este delicioso libro comienza refiriéndose a la seducción como un proceso que debería disfrutarse y no vivirse con miedos. El miedo a ser  rechazado, el miedo a no ser atractivo, el miedo a decir algo equivocado, etc. En esto coincidimos con lo que yo expreso en mi curso “mujeres bellas, felices y apasionadas”, en donde dejo claro que los temores son los principales elementos  que impiden que una mujer sea atractiva.

Para las mujeres en general los hombres atractivos son los cariñosos, responsables y fieles. A los hombres lo que más les gusta son las mujeres que se sienten bellas, viven alegres y son apasionadas. Y todas estas características se pueden aprender y fortalecer en el transcurso de la vida.

Sigue Ezequiel López mostrando que todos tenemos la capacidad de seducir, solo que algunos no hemos desarrollado los elementos básicos por diferentes sucesos de nuestra historia vital. Los seminarios y talleres de la moderna psicología, mas centrada en la felicidad, que en las enfermedades mentales, traen muchos recursos efectivos para este propósito.

Ezequiel López hace énfasis en tres elementos básicos durante el proceso: la mirada, la sonrisa y la voz. Para estos aspectos sugiere ejercicios interesantes que permiten perfeccionarlos.

La mirada es un elemento clave que nos permite tener el primer contacto con la persona que nos atrae y deseamos seducir. Aprender a mirar sin miedo es un paso importante y existen ejercicios para hacerlo. De hecho, el libro está lleno de experiencias y ejercicios que permiten crecer al lector en esta área.

La sonrisa que acompaña a la mirada también es clave. No olvidemos que la sonrisa es un arma poderosa con la que contamos los hombres y las mujeres para ser agradables y atractivos. Aprender a sonreír es fundamental para poder caer bien.

La voz es un tercer elemento clave. De hecho lo importante no es tanto lo que decimos, como la forma como lo decimos. Muchas personas están preocupadas por qué decir cuando se encuentran con alguien que les atrae y desean seducir. Personas que están buscando las frases mágicas, que realmente no existen. Cualquier comentario sobre la vestimenta, el sitio donde están, la situación que están viviendo y el estado del tiempo puede servir para iniciar la aproximación. Lo importante no es lo que digas, si no la seguridad y tranquilidad con la que hables mirando a los ojos.

Muchas personas tienen miedo a que se les acabe el tema de conversación. No olvides que la otra persona cuando te habla está sugiriendo con sus comentarios los temas que desea tratar con lo que llamamos información libre.

Cualquier cosa que tu no preguntes, pero que sea expresada por la otra persona se llama información libre. Por ejemplo, tu dices que alguna prenda de vestir es bonita y la otra persona dice que si, que le gusta mucho desde que la compró en Cartagena. La compré en Cartagena es información libre, ya que tu no lo preguntaste. En ese momento tu puedes preguntar ¿cuándo fue a Cartagena?, ¿qué le gusta de Cartagena?, ¿en cuál almacén compró esa prenda de vestir? y muchas cosas más.

Ezequiel López también toca un tema muy interesante que se refiere a la ética. Seducir por seducir no es adecuado. No es sano estimular las fantasías y los deseos de una persona si no existe realmente en ti el objetivo de una relación seria y constructiva. Seducir por seducir y luego abandonar a la persona, no es lo adecuado. Jugar con las emociones y sentimientos de una persona es malo…
Me gustaría terminar invitándote a leer esta divertida e interesante obra que puede llegar a cambiar la vida de muchas personas...

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO