EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/138779
José Manuel González 17 de Agosto de 2016

El buen comer y la sexualidad

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez
Compartir:
Me gustaría comenzar diciendo que yo creo que alimentarse es algo más que comer o respirar. La mente también necesita nutrirse adecuadamente para que el ser humano tenga una buena sexualidad. Pero de eso hablaremos en otra ocasión…
 
La adecuada nutrición influye directamente sobre nuestros niveles de energía vital, nuestro estado emocional, la producción adecuada de hormonas y neurotransmisores, la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre. Todo lo anterior ejerce una enorme influencia en la vida sexual.
 
Hay algunos alimentos muy importantes para la producción de NO (óxido nítrico o monóxido de nitrógeno), un elemento clave para la erección del pene, la lubricación vaginal y la sensibilidad del clítoris. Entre otros, los frijoles, los pescados de agua fría (salmón, atún), las almendras y las hojuelas de avena, son buenos para que el organismo tenga el NO necesario.
 
Los antioxidantes son otros elementos importantes en la alimentación para una buena sexualidad. Los antioxidantes ayudan a eliminar toxinas de tu cuerpo que pueden estar afectando, entre otras cosas, tu presión arterial y la oxigenación de la sangre, ayudando así a recibir mejor la energía vital que te proporciona la respiración. También ayudan a prevenir la formación de placas que obstaculizan la circulación por arterias y venas, facilitando así el suministro de sangre necesaria para la erección del pene, el aumento del clítoris y la lubricación vaginal. Entre los alimentos que son ricos en antioxidantes podemos resaltar el té verde, los frijoles, el repollo, las semillas de girasol, el amalaki, el jengibre, las fresas y frambuesas, la alcachofa y la espinaca.
 
El consumo de alimentos ricos en grasas y colesterol puede producir arterioesclerosis. A medida que las arterias se van estrechando será más difícil sostener una buena relación sexual. Las primeras arterias afectadas por una dieta rica en grasas son las más pequeñas, entre ellas las que irrigan los tejidos del corazón y del pene. Por eso los problemas de erección son casi siempre la primera señal de alerta para los trastornos cardiacos.
 
Una dieta rica en azúcares y harinas puede facilitar que desarrolles una diabetes. Este trastorno puede producir en los hombres problemas de erección y en las mujeres resequedad vaginal.
 
Para evitar las enfermedades cardíacas, también es necesario eliminar las grasas trans de la dieta, porque estas sustancias reducen el colesterol bueno y aumenta el colesterol malo. Además, en lugar de freír los alimentos, prepáralos de forma diferente: asados, al horno o al vapor. Comer aguacate también aumenta el colesterol bueno y disminuye el malo para la salud.
 
Es importante aclarar que todos estos alimentos deben formar parte de una dieta balanceada, es decir que contenga todos los sabores y la mayoría de los colores.
 
Por José Manuel González
Dir: Cra. 51B No. 94-334, consultorio 404 Barranquilla.
Celular: (57) 310 630 24 44
www.drjmgonzalez.com
@drjosegonzalez

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO