EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/135124
José Manuel González 16 de Septiembre de 2015

El arte de seducir

El usuario es:
Foto: Shutterstock

José Manuel González
Compartir:

La semana pasada tuve el placer de asistir a la conferencia del psicólogo argentino Ezequiel López sobre el arte de seducir, un tema sobre el cual él es un experto con reconocimiento a nivel internacional.

Una de las cosas que más me llamó la atención y con la cual yo estoy completamente de acuerdo es su insistencia en la importancia de la seducción para conservar viva la pasión a través de toda la vida conyugal.

Señalaba Ezequiel que muchas personas piensan que la seducción es un proceso importante para conseguir pareja, pero se olvidan que el proceso de seducción no debe acabar cuando se conforma la pareja y que debe continuar hasta el final de nuestros días para mantener activo y placentero el vínculo conyugal.

También destacaba el doctor López que la seducción implica un interés real en entender al otro para poder satisfacerle sus fantasías y necesidades.

No olvidemos que los seres humanos vamos cambiando y evolucionando cada cierto tiempo. La novia o el novio que tuvimos hace siete años no es la misma persona que hoy tenemos a nuestro lado. Posiblemente a esa persona soltera y sin compromisos le atraían ciertas cosas y deseaba otras, pero hoy, cuando ya vive la cotidianidad de un vínculo matrimonial, sus deseos y necesidades son otras.

No es igual, por ejemplo, lo que necesita y fantasea una mujer con hijos pequeños que se siente joven, muy necesitada por sus hijos y atractiva, que una mujer cuyos hijos ya están grandes (en la universidad) y siente que su cuerpo ha cambiado mucho por el tiempo.  El marido de cada una de estas dos mujeres debe comprender que pasa por sus mentes para poder seducirlas adecuadamente. De hecho, muchos problemas de bajo deseo sexual femenino se deben a que esas mujeres no se sienten comprendidas ni seducidas.

A veces convivimos con alguien sin realmente conocer a dicha persona. Uno de los puntos clave del Método González es poder meterse en los zapatos de tu pareja. Podrías hacerte estas preguntas:
¿Qué es lo que hoy más desea tu pareja?
¿Qué es lo que hoy más preocupa a tu pareja?
Si a tu pareja un genio le pudiera conceder tres deseos, ¿qué pediría ella?
¿Hoy de qué se siente orgulloso(a) tu pareja?
¿De qué se avergüenza hoy tu pareja?
Si tu pareja tuviera suficiente dinero y tiempo libre, ¿qué le gustaría hacer en los próximos 15 días?

Te invito a que converses con tu pareja sobre estas preguntas en un momento tranquilo para que puedan conocerse más y de seguro que esto contribuirá a que tengan una convivencia más armónica y placentera.

Quisiera terminar contándoles que próximamente volverá al aire mi programa en televisión, ahora con el nuevo nombre La clínica del Doctor González, en el que volveremos a dar orientaciones, sugerencias y trucos efectivos para ser excelentes amigos, maravillosos padres y extraordinarios amantes.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO