EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/134249
José Manuel González 24 de Junio de 2015

Diplomado en sexualidad humana

El usuario es:
Compartir:

El pasado fin de semana iniciamos el diplomado en sexualidad para psicólogos en la Universidad Santo Tomas de Bogotá, con los auspicios del Colegio Colombiano de Psicólogos y la Asociación Colombiana de Sexología. Esa era una idea largamente acariciada por mí, desde hace varios años.

Esta nueva experiencia nace de la importancia que cada vez más se hace del reconocimiento de la sexualidad en el bienestar y felicidad de los seres humanos.

Hoy se considera la sexualidad humana como el resultado de cuatro elementos básicos: el amor, la reproductividad, el orgasmo y el rol de género. Es decir, la forma cómo nos vinculamos afectivamente, la capacidad de concebir y educar a nuestros hijos, el placer sexual y el machismo o la democracia como vivimos nuestra relación de pareja.

La armonía sexual, el respeto y la comunicación son básicos en la pareja que se ama y decide compartir juntos el resto de su vida. Y es aquí donde la psicología y la sexología tienen mucho que decir y aportar a la felicidad y el bienestar de los seres humanos.

Una pareja armoniosa es la base sobre la que descansa la estabilidad familiar. Si la pareja tiene problemas, la familia no puede funcionar bien y los hijos crecerán con una serie de falencias que repercutirán sobre su salud mental y física.

En el área mental, los conflictos conyugales generan hijos con trastornos en su personalidad, deficiente autoestima, poca capacidad de tomar adecuadas decisiones, rebeldía sin causa, bajo desempeño académico, entre otras cosas. En el área de la salud física, los conflictos conyugales de los padres generan y estimulan muchos problemas, como alergias, asma, dolores de cabeza, mala digestión, estreñimiento, entre otras afecciones psicosomáticas.

Me encantaría que conversaras con tu pareja sobre estas cosas. Podrían hacerse preguntas como estas:

¿Cómo anda la expresión del amor y el cariño entre nosotros? (Nos decimos que nos amamos con frecuencia, nos tomamos las manos al caminar juntos o viendo TV, nos hacemos favores, nos dedicamos tiempo para compartir juntos los dos, etc.).

¿Cómo anda el respeto entre nosotros? (Nos hablamos sin gritarnos, nos insultamos con frecuencia, acostumbramos a humillarnos, somos fieles, etc.).

¿Cómo anda el placer sexual en nuestra vida íntima? (Hacemos el amor con frecuencia, disfrutamos las relaciones íntimas, podemos conversar sin pena o culpa sobre nuestros deseos y fantasías sexuales, etc.).

¿El machismo invade nuestra relación matrimonial? Estas preguntas les ayudarán a mirar en perspectiva qué aspectos positivos y negativos tiene actualmente su relación de pareja. Una buena base para iniciar el proceso de fortalecer las cosas positivas de su matrimonio y modificar los aspectos negativos de su relación.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO