EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/134960
José Manuel González 02 de Septiembre de 2015

Día Internacional de la Salud Sexual

El usuario es:
Foto: Shutterstock

"Si los padres asumiéramos la responsabilidad de orientar y educar a nuestros hijos e hijas, las cosas serían diferentes”.

José Manuel González
Compartir:

El próximo viernes 4 de septiembre es el Día Mundial de la Salud Sexual. Por salud sexual se entiende algo mucho más que la ausencia de las enfermedades, según la Organización Mundial de la Salud. La salud sexual no se relaciona solamente con los abusos sexuales infantiles, las violaciones, los embarazos prematuros de la adolescentes, las enfermedades venéreas, etc.

Uno de los elementos claves de la salud sexual se relaciona con la posibilidad de vivir nuestra sexualidad de acuerdo a nuestra edad, nuestro género y estado civil, sin temores y ansiedades.

Mi experiencia con parejas disfuncionales en nuestro país me ha mostrado que los temores y ansiedades sexuales son un elemento clave en las crisis matrimoniales.

Muchas veces las alteraciones del deseo sexual, las bajas frecuencias de encuentros íntimos, las dificultades en la lubricación vaginal, los problemas de erección o eyaculación precoz y las relaciones sexuales promiscuas (infidelidades frecuentes) son producidas por temores y ansiedades asociadas a la vida sexual.

Aunque hoy en día existen muchas estrategias terapéuticas efectivas para eliminar los temores y ansiedades relacionadas con la vida sexual, lo más importante para mí es la prevención de estas situaciones anómalas.

Si las madres y los padres asumiéramos la responsabilidad de orientar y educar a nuestras hijas e hijos, las cosas serían diferentes.

Si nuestros padres nos hubieran hablado sobre la sexualidad y nos hubieran orientado con sinceridad, las cosas serían diferentes. Tendríamos una visión sana de la sexualidad como algo bueno, constructivo, trascendental y placentero. Ahí no caben ansiedades y temores.

Los padres deberíamos tender puentes de confianza y comunicación que permitan fluir la información, las emociones y los valores que nos permiten tener una adecuada actitud ante la sexualidad y las relaciones de pareja.

Me gustaría invitarte a reflexionar sobre estas ideas y conversar con tu pareja las siguientes  preguntas:

• ¿Estamos viviendo nuestra sexualidad sin temores y ansiedades?

• ¿Tenemos con nuestros hijos una comunicación honesta y fluida sobre la sexualidad?

• ¿Qué podríamos hacer para mejorar nuestro diálogo sobre la sexualidad con nuestros hijos?

• ¿Qué podríamos hacer para que nuestros hijos reciban en una forma crítica los mensajes sobre la sexualidad que reciben de la música, los programas de televisión y las conversaciones con sus amigos?

• ¿Cómo vamos a celebrar en pareja el Día Internacional de la Salud Sexual?

• ¿Cómo podemos nosotros como familia colaborar con la mejor salud de la comunidad?

• ¿Dando ejemplo de personas que tenemos una vida sexual agradable, responsable, amorosa y fiel?

• ¿Conversando sobre estos temas con los amigos de mis hijos cuando nos visitan en casa?

Consejo de la semana

La salud sexual se relaciona con la posibilidad de vivir sin temores y ansiedades.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO