EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/154666
José Manuel González 11 de Diciembre de 2019

Cualidades de las parejas armoniosas y felices

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez
Compartir:

Hoy sabemos que la fuerza del amor depende fundamentalmente de: 1) características personales de la persona amada, 2) la forma como la persona amada trata a su pareja y 3) las necesidades personales de la persona que ama.

Por ejemplo, el amor de Margarita hacia Francisco puede fortalecerse teniendo en cuenta:

1) Las características personales físicas y psicológicas de Francisco. Supongamos que Francisco es un hombre alto, moreno, buen conversador y respetuoso.

2) La forma como Francisco trata a Margarita. Supongamos que Francisco la tiene en cuenta para las decisiones que toma, que le habla tranquilamente y con cariño, no la insulta y le reconoce sus actos positivos.

3) Las necesidades de Margarita. Supongamos que ella desea un hombre alto, respetuoso y buen conversador, como es Francisco.
 
Si estas características se mantienen, cada día el amor de Margarita hacia Francisco se fortalece más. Pero si cambian, el amor se irá muriendo en Margarita. La experiencia muestra que las características físicas de Francisco cambian poco, pero las psicológicas y el trato pueden mejorar o empeorar, y ahí está el secreto de las parejas armoniosas y felices. Veamos algunas cualidades de las personas cuyo amor se fortalece cada día:
 
 Amabilidad: se refiere a comportase en forma cariñosa y atenta.  

Confianza: se refiere a la fe, creencia y esperanza en que la otra persona actuará en la forma adecuada. Se desarrolla a través de las acciones que muestran apoyo, adecuada comunicación, expresión de sentimientos amorosos, el manejo de códigos equitativos y reafirmación del compromiso conyugal.

Equidad: se refiere a la justicia, a la rectitud, al equilibrio en dar y recibir en la misma proporción.

Generosidad: se refiere a colaborar de un modo honesto sin esperar nada a cambio. Se visualiza fácilmente en áreas como el manejo del dinero, las tareas domésticas y la crianza de los hijos.

Hedonismo: se refiere a la búsqueda del disfrute en la relación de pareja. El placer de compartir el cuerpo, las metas, los sentimientos y las emociones, las creencias espirituales y/o religiosas, el proyecto de vida y los hijos (entre otras cosas).

Respeto: se refiere al aceptar, reconocer, apreciar y valorar los derechos y las cualidades de la otra persona.

Responsabilidad: se refiere al adecuado cumplimiento de las obligaciones, o al cuidado al hacer o decidir algo, o al actuar con el claro reconocimiento de que los resultados de cumplir (o no) las obligaciones recaen sobre sí mismo.  

Sensatez: se refiere a la capacidad de tomar decisiones adecuadas, a estar dotado de buen juicio.  

Sensibilidad: se refiere a la facultad de sentir, sintonizarse con los deseos, necesidades, sentimientos y emociones de la otra persona. 

Por José Manuel González
Dir: Cra. 51B No. 
94-334, consultorio 404 Barranquilla.
Celular: 
(57) 310 630 24 44
www.drjmgonzalez.com
@drjosegonzalez

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA