EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147582
José Manuel González 07 de Febrero de 2018

Carnaval y sexolismo

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez

Yo nací en medio del Carnaval, y desde muy pequeño disfrute de esta fiesta tradicional. He gozado varias veces el placer de desfilar bailando en la Batalla de Flores y con el Garabato del Country Club. Este año acabo de celebrar mi cumpleaños viendo la Guacherna con un grupo de amigos en la tradicional “Tiendecita” de la 44.

Creo que el carnaval es una fiesta que permite expresar la alegría que caracteriza nuestra cultura caribeña. La familia y la pareja pueden compartir muchas actividades durante el Carnaval que pueden mejorar la comunicación y la recreación, tan necesaria para el fortalecimiento de la unión familiar. Pero no podemos olvidar que algunas personas sufren mucho durante esta época porque se disparan algunas adicciones, como el alcoholismo y el sexolismo.

La enfermedad del alcoholismo es bastante conocida por nuestra comunidad, pero el sexolismo es un tema bastante desconocido. Generalmente del sexólico se habla diciendo que es un hombre “mujeriego” y se asume que es algo natural.

Así como el enfermo alcohólico sufre muchas alteraciones cuando entra en contacto con el alcohol, el enfermo sexólico genera muchos conflictos por no manejar adecuadamente su vida erótica.

Es importante aclarar que consumir bebidas alcohólicas durante una fiesta o acompañar una cena con una copa de vino no es una actividad patológica. Pero no retirarse de la fiesta hasta que se acabe la ultima botella de licor, ponerse celoso apenas consumen bebidas alcohólicas o no recordar lo que ocurrió durante la borrachera, son indicadores que pueden señalar un problema de alcoholismo.

Es también importante aclarar que la persona sexólica no es un individuo malo. Es alguien que sufre una enfermedad que altera su sano juicio, como ocurre con los drogadictos, los ludópatas, las anoréxicas o los adictos a comprar con tarjetas de crédito.

El sexolismo tiene varias presentaciones, una de ellas es la obsesión por conquistar. Son personas adictas a la seducción que siempre están pendientes de la próxima conquista. A cada rato tienen “otro lío de faldas” … Otra presentación del sexolismo es la obsesión de ver pornografía y tener sexo solitario en ese momento. Generalmente estas personas no tienen relaciones sexuales con su pareja. Por último, quisiera referirme a la expresión de sexolismo relacionada con las trabajadoras sexuales. Estos sexólicos acostumbran a visitar frecuentemente sitios donde se contactan mujeres llamadas prepagos y similares, para vivir su sexualidad en esa forma patológica.

Así como existe una organización sin animo de lucro, como Alcohólicos Anónimos, existe una organización llamada Sexólicos Anónimos. Ambos funcionan con base en los famosos 12 pasos de crecimiento espiritual. Los puedes contactar en Bogotá: 3182851443, en Barranquilla: 3007192492.

Por José Manuel González
Dir: Cra. 51B No. 94-334, consultorio 404 Barranquilla.
Celular: (57) 310 630 24 44
www.drjmgonzalez.com
@drjosegonzalez

 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas