EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/130681
Carmen Larrazabal 16 de Abril de 2014

La lira, instrumento de ángeles y poetas

El usuario es:

Foto:

"La lira, cuyo sonido tiene frecuencias especiales, resulta armonizante para el cuerpo mental, emocional y físico”.

Delmy Recuero

La lira tiene su origen en las más antiguas culturas como Grecia y Egipto, se tocaba con ambas manos. En Grecia era un instrumento de siete cuerdas, teniendo la forma de una U, que representaba las siete notas musicales.

Su creación se le atribuye a Hermes Trimegisto (tres veces grande), hermano del dios Apolo.  Cuenta la leyenda que apenas recién nacido abandonó la cuna y se dirigió a la región de Tesalia, donde se encontraba su hermano cuidando el rebaño del Rey Admeto, así que cuando el dios Apolo se distrajo, Hermes se aprovechó y robó la mitad de su rebaño. Luego en su cueva, encontró una tortuga con cuya caparazón construyó una herramienta musical a la cual le llamó lira, por su semejanza con la flor del lirio. Cuando el dios se enteró de lo sucedido entró en cólera y salió en busca del ladrón, pero al llegar al lugar donde éste se encontraba, en vez de estallar con justa ira y enfrentarlo, al acercarse al lugar escuchó las bellas melodías del instrumento y quedó tan fascinado que no tuvo mas remedio que perdonarlo. Luego Hermes le regaló a Apolo la lira y éste le dio el caduceo.

Otro miembro de la mitología Griega que vale la pena mencionar es Orfeo, quien se ha considerado como uno de los principales músicos de la antigüedad e inventor de la cítara, quien también hace una innovación a la lira, añadiéndole dos cuerdas, quedando así con nueve en honor a las nueve musas.

Dicen que Orfeo era capaz con este instrumento de detener a las bestias salvajes, mover rocas y árboles, y detener el curso de los ríos.

En la mitología egipcia se le atribuye al dios Thot, conocido también como Dye Huty, inventor de las matemáticas, la geometría y la magia, también estaba muy relacionado con la música. 

La lira más antigua y sencilla tenía tres cuerdas, de ahí le fueron agregando una a una hasta llegar a diez y ocho, esto, en el antiguo Egipto, al principio se hacían con caparazones de tortuga, luego se construyeron en madera. Al paso del tiempo este instrumento evolucionó en el arpa, el laud, la cítara y la guitarra hasta nuestros días.

Por todo lo anterior este instrumento es considerado muy inspirador, por ejemplo, para el Rey David, fue su compañero inseparable para cantar sus poemas a Yahvé, y consolar las penas del Rey Saúl. La lira era utilizada como herramienta de alabanza a Dios, eso hacían los reyes, aristócratas y poderosos de ese tiempo, los cuales  contrataban a trovadores, y vates que interpretaban la lira, por ello permanecían tiempo completo en sus residencias y palacios, quizá sea por esto que la lira es considerada como símbolo de los poetas.

No es un secreto que la música purifica mucho el espíritu y más cuando hay profundas penas.

Las leyendas también dan cuenta  de que es una herramienta preferida por los ángeles y los seres míticos como hadas, elfos y elementales en general. Su sonido es etéreo, de alta vibración. En la antigüedad se le ha asociado con lo divino, así como el violín y la flauta. Al hacer esta conexión con octavas muy elevadas se le ha llamado "el lenguaje de los pájaros o de los dioses", y también de jerarquías superiores o celestiales. Este lenguaje es percibido por espíritus que han alcanzado altos estados de conciencia.

La lira también posee la misma octava musical que las campanas, y cuencos, cuyo sonido por tener frecuencias especiales resultan muy armonizantes para el cuerpo mental, emocional y físico, siendo utilizado con fines terapéuticos como preludio a los estados de conciencia meditativos. Algunas culturas han empleado estos instrumento para ayudar al tránsito de los moribundos a su morada final. Esta función simbólica entre los dos planos le da a la lira un toque místico.

Etiquetas

Más de revistas