EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/150592


Chica Miércoles
07 de Noviembre de 2018

“Ser reina es tener la vocación de vivir para los demás”: María Alejandra Vengoechea

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP

A sus 20 años, María Alejandra Vengoechea tiene claro que Barranquilla y el Atlántico son territorios “para crecer”. Su seguridad, personalidad espontánea y determinación la llevaron el pasado 19 de mayo a conquistar la corona de Señorita Atlántico 2018-2019. Ahora, su objetivo es uno solo: convertirse en la próxima soberana de los colombianos en la velada del Concurso Nacional de Belleza que se celebrará el 12 de noviembre en la ciudad de Cartagena. 

Pese haber nacido en la capital de Bolívar, asegura que se crió en Barranquilla, la ciudad natal de su padre. Es estudiante de Derecho de la Universidad del Norte e incluso se ha desempeñado como profesora de ballet. 

Esta experiencia no solo se ha convertido para María Alejandra en una oportunidad de crecimiento personal, sino también para resaltar el sabor caribe, las riquezas naturales y “la unidad de la gente” en el Atlántico. 

A continuación, la reina de los atlanticenses nos cuenta a través de algunas frases su historia y algunos aspectos de su vida personal y profesional. 

«Recuerdo que cuando estaba concursando para Señorita Atlántico yo sentía que era una oportunidad para ser más segura de mi misma y para aprender mucho. Pero cuando se acercaba el concurso yo empecé a sentir unas ganas incontrolables de ganar. Sentí mucha más motivación y ganas por participar en las obras sociales. Lo visualizaba, una técnica que siempre uso para lograr mis objetivos».
 
«Cuando escuché mi nombre, como ganadora del concurso Señorita Atlántico, lo primero que hice fue agradecer a Dios y pensar que todo el esfuerzo valió la pena. Me di cuenta que ese era el lugar en el que yo tenía que estar y que el proceso que viví fue tal y como debía ser. Siempre me caractericé por ser una mujer tranquila, que nunca discutió con sus compañeras y que vivió la experiencia con serenidad, amor y alegría».

 «Como Señorita Atlántico he vivido un proceso de muchos cambios. Para ser una buena influencia, ser mujer ejemplar y transmitir mensajes positivos, uno debe también tener un proceso personal. Ahora cuando llego a un lugar, las personas quieren conocerme y hablar conmigo. Eso es lo que más me llena el corazón, ver que estoy haciendo feliz a las personas de mi departamento y que ellos se ven reflejados en mí».

«Para el Concurso Nacional de Belleza me he preparado con clases de fogueo periodístico, pasarela, talleres de coaching, maquillaje, de emprendimiento y clases de inglés y francés. Pero yo pienso que más que todo la preparación debe ser interna, se trata de tener un compromiso y la idea no es imitar a nadie ni decir lo que te dicen que digas. Se trata de encontrar y atrapar todo lo bueno que te enseñan».

«Las atlanticenses nos caracterizamos por ser espontáneas, únicas y auténticas. Yo diría que mi sello personal es siempre tener la mejor actitud en cada compromiso, ver el lado positivo de las situaciones, pues vivimos en la actualidad en un mundo que suele optar por el lado negativo».

«Una vez logre la corona de Señorita Colombia me gustaría enfocar mi compromiso social a los niños. Como ya he venido trabajando con ellos, siento una gran afinidad. Me gustaría poder contribuir al desarrollo de territorios que necesiten mi ayuda y brindarles días diferentes, experiencias como un día de baile o canto para que ellos puedan desarrollar talentos. Es dejar una enseñanza y brindarles herramientas para que puedan salir adelante. En un futuro me gustaría crear una fundación en el sector de Las Tablitas, en el municipio de Santo Tomás».

«El encanto de los reinados no radica en que una candidata sea bonita. Todas tenemos bellezas distintas. Lo que verdaderamente hace a una mujer reina es lo que transmite a las demás personas, es una característica diferenciadora que le comunica al jurado que es una mujer preparada y segura. Siempre se ha buscado a una mujer que sea entregada al público, porque ser reina es tener la vocación de vivir para los demás».

Texto: Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Fotos: Andrés Reina A. 
Asistencia de fotografía: Liss Brito 
 Maquillaje: Yuruany Fleming 
Vestidos de baño: Leonisa
Agradecimientos: Concurso Nacional de Belleza

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Anuncio