EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/145335
Chica Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Miriam Torres, con sangre sucreña y alma cordobesa

Compartir:
Daniela Murillo Pinilla
De piel morena, ojos expresivos color miel y un afro que impacta a simple vista, Miriam Torres Julio es una mujer que paraliza el tráfico de Montería, ciudad donde reside. Ya sea por sus 1,76 centímetros de estatura o rasgos exóticos, los transeúntes no pueden evitar mirarla cada vez que esta sucreña pasea con determinación por las calles de la capital cordobesa. 
 
Sin embargo, Miriam confiesa que no siempre tuvo la seguridad que tanto la caracteriza en la actualidad. Cuenta que, años atrás, era vista por sus vecinos en Tolú, municipio donde nació, como una joven tímida, reservada y “con poca identidad”. 
 
“Vengo de una familia humilde, pero muy especial, conformada por mis papás y dos hermanos. Cuando era muy niña recuerdo que todas las mujeres se veían igual, todas con el pelo alisado. Yo era una de ellas, del común e, incluso, así me sentía, por lo que sabía que tenía que hacer un cambio en mi vida”, explicó. 
 
Según Miriam, diversas problemáticas sociales de su municipio, como el embarazo adolescente y la pobreza, fueron las principales razones que la motivaron a empezar a trabajar por “forjar un futuro lejos de esta tierra sucreña”. 
 
“Tolú ha sido el lugar que me lo ha dado todo. Me dio a mi familia, mi hogar y mis amigos, por lo que siempre voy a sentirme muy orgullosa de mis raíces. Pero, decidí tomar un nuevo rumbo y elegí a Montería como destino porque fue allí donde se me abrieron las puertas para estudiar Química, un sueño que tenía trazado desde hace mucho tiempo”, compartió. 
 
Empacó sus maletas y, a los pocos días, se vinculó a la Universidad de Córdoba. Según ella, pese a que el modelaje nunca estuvo en sus planes, confiesa que desde que era pequeña soñaba en secreto con algún día vestir la ropa de grandes diseñadores en pasarelas nacionales e internacionales. 
 
“Siempre lo vi más como un anhelo y no tanto como una meta, porque el modelaje era una actividad que no era bien vista por mi familia. No obstante, siempre recibía comentarios de mis vecinos en el barrio El Edén, de Montería, quienes me alentaban para que empezara a trabajar en esta labor”, explicó.
 
Hasta que un día no lo pensó más. El director de una agencia de modelaje de la ciudad la convenció y desde ese entonces afirma que “no ha parado”.
 
“Al principio fue difícil porque decidí ocultarles este nuevo rol a mis papás, al tener miedo del ‘qué dirán’. Sin embargo, con el paso de los meses, me fui dando cuenta que me sentía muy cómoda viviendo esta experiencia. Le aposté a un ‘look’ más natural y me dejé mi pelo rizado. Esa es una de las mejores decisiones que he tomado, porque desde ese momento me he sentido yo misma, una mujer con identidad y que sabe lo que quiere”, contó. 
 
Hoy en día, Miriam cursa octavo semestre de Química y ha desfilado para diseñadores locales como Kelly Passos, Alba Guerra y en eventos como el Montería Fashion Week y la Convención Latina de Modelo. 
 
Asegura que aunque todavía se encuentra en una etapa de aprendizaje, ha sido el modelaje el que “le ha cambiado la vida”. Es por ello que no dudó en decirle ‘sí’ a la propuesta de ser portada de la revista M!ércoles. 
 
En esta edición, el encanto natural, el carisma y la sensualidad de esta Chica M! se fusionó con la naturaleza de los alrededores del río Sinú, símbolo de la capital cordobesa, en una sesión de fotos donde la confianza y la seguridad de la sucreña fueron protagonistas. 
 
Por: Daniela Murillo Pinilla
Fotos: Orlando Amador Rosales
Vestidos de baño: Sumérgete Swimwear (@sumergete_swimwear)
Agradecimientos: Blessed Agencia y Corporación Club Campestre 
de Montería.
 

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente! REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO