EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/157272
Chica Miércoles 14 de Octubre de 2020

Karito Franco, de Latin Angels a Chica M!

Compartir:
Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo

Agradecimientos: Sandro Díaz (@sandroinmodels)
Agencia In Models Group (@inmodelsgroup)

Carolina Franco, de 28 años, sabe bien que en algunos casos el destino sorprende y los planes de vida cambian. Y es que aunque su vocación estuvo ligada al ámbito de la psicología, hace algunos años su brújula apuntó hacia el camino del modelaje, desde un ámbito profesional.

“Estudié Psicología y tuve la oportunidad de trabajar como psicóloga organizacional durante un año; ya no la ejerzo. Mi enfoque siempre fue brindarle ayuda a los niños en el colegio, pues la parte educativa era lo que más me gustaba, pero no alcancé a tantear ese terreno”.

Repitiendo la historia de aquellas jóvenes que son encontradas por un cazatalentos, a sus 17 años  Carolina fue vista por el personal de una marca de carros, en un evento celebrado en Corferias. De esa ocasión recuerda que recibió la propuesta de ser modelo y al día siguiente, animada por la circunstancia, trabajó para ellos.

Este acercamiento a la industria no era nuevo para ella. De niña —manifiesta— tomó un curso de modelaje como pasatiempo.

“Al trabajar con la marca de carros poco a poco se me fueron presentando muchas propuestas de trabajo (...) El modelaje me encanta porque me permite viajar, conocer a muchas personas y manejar mi propio tiempo. También porque es una carrera diversa, no es monótona ni cuadriculada como aquellas profesiones que te exigen permanecer en una oficina, cumpliendo un horario”.

Dentro de su experiencia —asegura— ha sido modelo de diferentes marcas en pasarela, fotografía y eventos. Hace ocho meses participó en el concurso Chica Latin Angels, celebrado en Miami (Estados Unidos), cuyo título lo trajo a Colombia. Ser una Chica Latin Angels —según explica— es significativo para su carrera e implica cumplir algunos compromisos que, debido a la contingencia mundial, se han visto cancelados, como es el hecho de “viajar como modelo alrededor del mundo y promocionar el destino turístico, la oferta hotelera y las fiestas del país y de la ciudad elegida”.

Karito, como es conocida en la industria del modelaje, también es la creadora de una boutique de moda llamada Storebykf, que cuenta con tres años en el mercado y que tiene como vitrinas las redes sociales, una página web, y una tienda física en el World Trade Center, en Bogotá. Adicionalmente es la propietaria de la marca de fiesta electrónica Heaven and hell, creada hace cuatro años y celebrada en cada Halloween.

Cree que no habrá tanta nostalgia en los seguidores del evento, pues de la mano de uno de sus patrocinadores contempla la posibilidad de realizar la fiesta este año, eso sí cumpliendo el protocolo de bioseguridad y el número permitido de personas en un lugar.

“La pandemia indudablemente nos ha afectado a todos. En cuanto a mi marca de ropa nos hemos enfocado firmemente en el marketing digital, por tanto, le hemos metido toda la ficha a las publicaciones. El pasado 30 de septiembre estuvimos realizando un brunch, en el que llevamos a cabo un ‘sold out’ de la tienda. En este hicieron presencia diferentes modelos de la capital del país”.

Además de empresaria, psicóloga y modelo, la bogotana es mamá. Tiene un hijo de seis años, llamado Dominique. Su maternidad, considera, es una de sus experiencias “más inesperadas y significativas”.

Si se le pegunta por su hijo, se inspira y sin darle mucha mente dice que es el “ser más importante” de su vida, y su fuente de inspiración en todo lo que realiza o emprende. Pese a sus numerosos viajes, asegura que todos sus esfuerzos están canalizados en brindarle calidad de tiempo y de vida a su pequeño.

En cuanto a su rutina, cuida su figura a través de la práctica de ejercicios. Durante la cuarentena se mantuvo haciendo boxeo, y realizando ‘spinning’ en una bicicleta estática y calentamientos en una elíptica. Se siente afortunada por su genética, pues manifiesta que no realiza ningún tipo de dieta, así que no se abstiene de comer lo que le gusta y se le antoja.

“Tomo mucha agua y uso constantemente bloqueador solar. También me cuido haciendo mucho ejercicio, pero definitivamente las dietas no son lo mío (...) Hace dos semanas retomé el gimnasio con mi entrenador, cumpliendo con todos los protocolos”.

Sobre su tiempo en la cuarentena, Karito dice que lo más difícil fueron los cambios, así como la distancia en cuerpo que sostuvo con su hijo, quien permanecía en casa de su expareja.

“Fue una situación angustiante. Mi hijo me hacía mucha falta, pero luego lo fuimos sobrellevando. Asimismo mi familia y yo nos absteníamos de hacer cualquier actividad porque teníamos miedo de contagiarnos con el virus. Además yo tenía planeado salir del país para estudiar inglés y afianzar mi aprendizaje en este idioma porque es muy importante para mí ser psicóloga bilingüe, pero todo se tuvo que posponer”.

La sesión fotográfica. Hace aproximadamente 15 días logró las fotografías que acompañan esta edición de Chica M!ércoles. Sobre el material, capturado por el fotógrafo Luis Pérez correa, resume que se dieron en una zona desértica de la ciudad de Pereira (Risaralda).

Indica que el propósito inicial fue transmitir “sensualidad y mostrar mucha piel”, objetivo que asegura haber alcanzado sin rayar en lo vulgar. Califica la sesión —que transcurrió durante un día de trabajo— como “la mejor” que ha tenido durante su carrera, sino, juzguen ustedes.

Mensaje enviado Satisfactoriamente! REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA